Web
Analytics

Natalia Ferviú pierde los papeles y acaba llorando por culpa de la crítica de un compañero

Movidón en la tercera entrega de ‘Cámbiame Challenge’. El programa vivió un momento de alta tensión cuando el  Marc Giró, uno de los miembros del jurado,  criticó la actitud “avasalladora” de los estilistas, lo que provocó que Natalia Ferviú rompiera a llorar desconsolada. “Me da igual llorar, no sé hacerlo de otra manera. A mí no me importa que cuestionen lo que hago, vengo aquí a someterme a un juicio con un look, pero lo que no me parece bien y no es justo es que una persona que me ha visto dos veces valore mi calidad humana. Eso no. Y segundo, yo no avasallo a mis concursantes, yo los lleno de amor, de alegría y de ganas de vivir y de superarse y si soy algo es una tía empática y sensible”, decía la estilista entre lágrimas y con la voz entrecortada.

Viendo que la situación se le iba de las manos, Giró tuvo que pedir disculpas, aunque reiteró su manera de ver la competición: “Siempre que vego a Telecinco acabo pidiendo disculpas. Te las pido desde el corazón. Pero insisto, esto es una competición, cada cual tiene su estrategia”.

Natalia, a la que de verdad le habían dolido las palabras del jurado, respondía que se había currado el estilismo: “Pero es mi personalidad. Mi estrategia no es la de estudiar en el último momento. Yo siempre he sido una tía de buenas notas, pero me lo he currado. Ayer me pasé la tarde entera comprando los accesorios para mi equipo porque me implico. Las cosas no me salen solas”, a lo que Marc contestaba que: “Mira, de verdad, me sabe muy mal que llores. No era mi intención. Nosotros estamos aquí para juzgar el resultado final. El proceso nos da igual, no hace falta que nos lo expliques”.