Web
Analytics

“¡No es posible!”: Varapalo a Belén Esteban, que podría perder su negocio

Belén Esteban podría perder su negocio.

El trabajo de Belén Esteban como colaboradora de Sálvame le brinda la oportunidad de poder hacer uso de las cámaras para promocionar sus propios proyectos. A pesar de la estabilidad que le ocasiona su puesto en el magacín de Mediaset, la de Paracuellos se ha embarcado en una nueva aventura profesional creando una línea de productos alimenticios saludables.

Y es que Belén siempre está dispuesta a probar nuevas cosas y experiencias que enriquezcan su vida. Le hemos visto participar en muchas campañas publicitarias a través de sus redes, o convertirse la imagen de algunas marcas de empresas importantes.

Hace unos meses sorprendió a todos al anunciar cuál sería su nuevo negocio: se trataba de una marca de gazpacho y salmorejo. La “princesa del pueblo” organizó un acto inaugural en el que estuvieron presentes muchas celebridades de su entorno laboral y personal. También estuvieron las cámaras del su programa para darle publicidad.

Al principio, todo fueron buenas palabras. La acogida por el público fue espectacular, pero esto le duró poco. Especialmente después de que una publicación mensual de la OCU, en la que analizó las marcas de estas bebidas de tomate, situó la suya entre las peores del mercado.

Una nueva noticia pone en riesgo el negocio de Belén Esteban.

Ahora, se ha vuelto a producir un hecho que pone en riesgo la continuidad de la empresa de Belén Esteban. Una entrevista a un reconocido dietista y nutricionista ha supuesto un varapalo para la de Paracuellos, poniendo en duda a sus productos.

A pesar de las horas y esfuerzo invertidos por Belén Esteban para ofrecer un producto que realmente interese a los consumidores, y de contar con un séquito de seguidores que consumen todo aquello que la colaboradora promociona, las críticas están siendo demoledoras.

Muchas organizaciones y asociaciones dietéticas están poniendo en duda la calidad del producto. Afirman que no se ajusta a las características para ser considerado un producto natural, mientras que otros tantos cuestionan la promesa de que se trata de una receta casera y familiar.

Ahora, el creador del movimiento “Realfooding”, Carlos Ríos, habló sobre el gazpacho de Belén Esteban. La pregunta que la periodista le formuló le dejó muy confundido, ya que cuestionó que el de la Esteban tuviera más aceite y menos calorías que el de él.

Ante esta cuestión, Ríos afirmó que ni él mismo lo sabe. Explicó que el fallo puede estar en el etiquetado, ya que no puede indicar que tiene menos calorías si tiene más aceite. Después, lanzó una indirecta a la tertuliana afirmando que su equipo ha realizado los análisis pertinentes para ofrecer una información veraz. De esta manera, insinuó que la etiqueta del gazpacho de Belén Esteban podría ser incorrecto y estar engañando a sus consumidores.

Con estas declaraciones las dudas sobrevuelan de nuevo. ¿Puede ser que Belén haya mentido con los datos para obtener más ventas? Sea como sea, las críticas que le están haciendo pone en riesgo su negocio.