Web
Analytics

“No está bien”, preocupación por el estado de salud de Urdangarín

Pascual Vives anuncia el pésimo estado anímico de su cliente.

El abogado de Iñaki Urdangarin ha hablado estos días para advertir que su cliente se encuentra en un pésimo estado anímico. Por ese motivo, ha asegurado que prepara un recurso que permita sacarle de prisión lo antes posible.

Vives alega la vulneración de ciertos derechos fundamentales, y la poca consistencia en lo que se refiere al presunto tráfico de influencias. Recordemos que en el pasado, el abogado pidió la absolución de su cliente alegando que no tenía conocimientos de derecho administrativo.

Para el recurso estarían contando con la ayuda de otro abogado, ya que después de su entrada en Brieva parece que Urdangarín quiere ser una estrategia diferente. El equipo de este nuevo abogado trabajará en la elaboración de esa nueva estrategia procesal.

Sea como sea, el estado anímico de Iñaki ha unido más a ciertos miembros de la familia real, dejando entrever un atisbo de unidad que, a su vez, les aleja cada vez más del círculo de confianza del rey Felipe VI.

En todo caso, se ha descartado la intención de mudanza de la infanta Cristina a Portugal, ya que la hermana del Rey se sentiría muy cómoda viviendo en Ginebra con sus hijos.

Las visitas a Iñaki Urdangarín.

Se tiene constancia de al menos dos visitas de la infanta Cristina, pero a falta de confirmación oficial, se ha filtrado en diversos medios otra visita más inesperada: se trataría de la infanta Elena, que ha querido mostrar una imagen de unidad entre las infantas durante uno de los momentos más difíciles de la familia.

Según ha afirmado el encargado de mantenimiento de la calefacción de la propia prisión de Brieva, Elena se ha encontrado con Iñaki en las cabinas. Este hombre asegura haberse encontrado con ella en la propia puerta de la prisión.

Sobra decir que este suceso, junto a la proximidad de la infanta Cristina a su cónyuge, dañan más todavía la imagen de la casa de Borbón.

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente