Web
Analytics

No podía permitirse tener su propia piscina y lo que creó resultó ser mejor que eso

Cuando tienes la suerte de tener un jardín en tu hogar sueñas con tener una piscina en él, pero muchas personas no se la pueden permitir.

Es lo que le ocurrió a José Franco de Curitiba en Brasil quién decidió construir su propia piscina él solito en su jardín de la manera más barata posible:

Facebook/José Adimilson Franco
Facebook/José Adimilson Franco

Primero compró una piscina básica de plástico en una tienda de accesorios para el jardín, puso una lona en el suelo y la colocó ahí.

 El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra
Facebook/José Adimilson Franco

Después empezó a construir una estructura de madera alrededor de ella para asegurar la piscina, algo también bastante barato

El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra
Facebook/José Adimilson Franco

Más tarde tuvo la brillante idea de poner un suelo de madera a esa estructura para poder relajarse cómodamente bajo el sol durante el verano junto a la piscina

El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra
Facebook/José Adimilson Franco

A esta piscina no le falta detalle: se le ocurrió añadir unas escaleras para que fuese más cómodo acceder a ella.Curitiba: El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra

¡Ya tenemos la piscina terminada!
Y cómo puedes observar no tiene nada que envidiar a otras piscinas con un precio bastante superior, es elegante, práctica y confortable.

Piscina con madera
Facebook/José Adimilson Franco

Con mucha creatividad y mano de obra puedes tener tu propia piscina a un precio muy económico, seguro que tus hijos estarán encantados.

Fuente