Web
Analytics

No todo va tan bien. Duras críticas a David Muñoz en Londres

Jarro de agua fría, qué digo fría, helada, para el cocinero madrileño David Muñoz (o Dabiz Muñoz) y para su pareja, la incombustible Cristina Pedroche. Parece que hay un señor muy malvado en Londres que se ha empeñado en que el cuento de hadas que es la vida del chef y la colaboradora de de Zapeando no sea tan mágico.

¿Y quién es este villano que está poniendo mohínos a una de las parejas más pesadas y pegajosas del famoseo español? Pues nada más y nada menos que Fay Maschler, crítico culinario del Evening Standard y uno de los más leídos de Inglaterra, que les ha dedicado una columna demoledora en la que habla mal del precio, el ambiente y la comida. Vamos, que pone fino al nuevo establecimiento de Muñoz.

El crítico sirve el primer plato con la decoración del local y con los uniformes de los camareros: “La decoración excéntrica del restaurante y el bullicio no deja lugar a la conversación y se complementa con el uniforme de los camareros, que parecen camisas de fuerza, algo ofensivo y hasta cuestionable legalmente”. Toma pullazo.

Pasamos al segundo plato. Aquí Fay se ceba con la carta y directamente la llama provinciana: “La supuesta innovación del chef es provinciana y desfasada. Muñoz menosprecia los grandes avances que se han hecho en la gastronomía”. Esto es un claro tocado y hundido.

Y de postre, la cuenta, de la que dice que es muy cara, pero en el local hay tanto ruido que es imposible discutirla: “La cuenta es probablemente el doble de lo que debería ser, pero el ruido hace imposible discutirla”. Parece que el hombre se ha quedado a gusto.