Web
Analytics

Noemi, la concursante más polémica de ‘Gran Hermano 12+1’, reaparece irreconocible presumiendo de abdominales “a lo Cristiano”

Muchos concursantes de Gran Hermano han terminado “colocados” en la tele o ganándose la vida gracias al tirón que supuso para ellos el paso por el programa, pero son más los que después de abandonar la casa de Guadalix de la Sierra caen en el olvido.

Por cada Kiko Hernández, Nagore Robles, Aída Nizar, Amor Romeira o Suso Álvarez, que consiguen vivir de la tele cuando el programa termina, hay otros casos que lo tienen más complicado para convertirse en colaboradores a medio o incluso largo plazo.

Por ejemplo, ¿sabéis qué fue de Noemi Merino, la concursante más polémica de Gran Hermano 12+1?

Pues gracias a el blog de Kiko Hernández, El Confesionario de Kiko, recientemente volvimos a saber de esta concursante de Gran Hermano, desaparecida después de muchos meses de polémicas en los platós de Telecinco.

Lo último que conocimos de la joven canaria fue el posado que hizo en la revista Interviú, un posado practicando climbing al que acompañaba una entrevista donde ponía de vuelta y media a los concursantes de Gran Hermano 16, y a la presentadora del reality, Mercedes Milá.

Y después de esto, nada.

Meses después supimos que Noemi sufrió un grave accidente practicando este deporte similar a la escalada, tuvo que ser intervenida con cinco tornillos en la pierna, y se estuvo recuperando en las playas de la isla.

Durante esos interminables días de recuperación, la joven se entretuvo grabando vídeos y subiéndolos a sus redes sociales. Hasta que uno de ellos se convirtió en un fenómeno viral en Internet provocando una gran polémica. En él se puede ver a la joven cantando y bailando en topless y tanga mientras mira a la cámara, pero lo que llamó la atención de sus seguidores fue la sombra entre su nariz y su labio superior, recibiendo muchas críticas y mensajes que le pedían que se depilase el bigote.

La joven se tomó los comentarios de los trolls con bastante humor, tanto los del supuesto bigote —”¿prefieren más el bigote blanco o el tradicional?“—, como otros que le decían que habían visto a Tarzan entre los pelos de sus muslos: “Los muslos no se tocan, soy hippie“.

Y es que Noemi se acostumbró a presumir de cuerpazo en las redes sin importarle la opinión de los demás: “Reposando los kilitos de más y a la vez disfrutando del mar y la naturaleza. Porque los kilitos no me pesan“.

Por fin llegamos a 2018: está caro que la joven siempre ha sido una entusiasta del deporte en todas sus manifestaciones, tanto al aire libre como en un gimnasio. Pero no ha sido hasta ahora que la “gran hermana” se ha subido a la ola de los cuidados nutricionales, y el resultado está siendo notable: ocho kilos menos… ¡y bajando!

“Para todos aquellos que decían que no podía bajar tanto peso”, es el mensaje de Noemí en una de sus fotografías recientes en Instagram, en la que muestra lo holgado que le queda uno de los pantalones de su vestidor.

Tras perder tantos kilos de peso, ganando en músculo y fibra, la canaria ya puede presumir de abdomen definido: “Qué bien cuando te miras, ¡y sí! Tienes abdominales”. Además, la canaria amenaza con no quedarse ahí: “Ahora es el momento de no parar”.

Y por si a alguien le queda alguna duda, matiza con el siguiente hashtag: “#Alocristiano”.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.