Web
Analytics

“Nos pusimos como atunes”, el mítico “PIM, PAM, toma LACASITOS” de ‘Callejeros’ reaparece en un polémico anuncio de seguridad vial

Hace unos cuantos años, gracias a Callejeros, el mítico programa de Cuatro, toda España se descojonaba con la ya mítica frase: “Viva España, viva el Rey, viva el orden y la ley”. El protagonista se convirtió sin comerlo ni beberlo en uno de los rostros más conocidos de nuestro país, y el vídeo en el que la Guardia Civil le hacía un control de alcoholemia, mientras él gritaba “PIM PAM toma LACASITOS”, fue uno de los mayores virales de la época.

Después de aquello, los rumores sobre este particular joven se multiplicaron. Todo el mundo quería saber quién era y a qué se dedicaba este genio que perdió el carnet de conducir… con una enorme sonrisa en la cara. Y que, por supuesto, nos sacó a todos una carcajada en unos tiempos en los que empezábamos a descubrir el potencial de los vídeos virales el Internet.

Pero las pocas noticias que llegaban sobre él no eran buenas, y en muchos foros incluso daban por válido el rumor de que había fallecido…

Pero de eso nada. En 2011 perdía su carné de conducir por zigzaguear en la A3 y dar positivo por alcoholemia. Según La Provincia, en aquella ocasión se identificó ante los agentes como “el de los lacasitos”.

Hasta que en 2013 volvimos a saber sobre este joven. Gracias a una entrevista concedida a DaleAlPlay supimos que su verdadero nombre es Ares G., que en ese momento tenía 21 años, que había sido peón de albañil —pero estaba parado—… y que todo lo que ocurrió en el famoso vídeo era verdad.

Parece que la fiesta había seguido para Ares… y también el consumo de alcohol, la conducción imprudente y los problemas con la ley. Fue condenado por un incidente que ocurrió el 9 de agosto de 2015, cuando se resistió con violencia a un control de alcoholemia junto a un amigo que era quien conducía ebrio.

Por lo visto, los agentes dieron el alto al vehículo al observar que realizaba una maniobra peligrosa, girando en un lugar prohibido. El conductor dio una tasa superior a 0,60 mg/l en la prueba de alcoholemia y se le informó de que iba a ser sometido a una segunda prueba por un presunto delito contra la Seguridad Vial.

El joven respondió entonces con un puñetazo, y Ares por lo visto se sumó a la pelea en la que resultaron heridos leves nada más y nada menos que seis agentes. La vieja gloria de Internet ha aceptado en el juicio una pena de 1.080 euros de multa por un delito de resistencia a la autoridad, y otros 540 euros por la agresión a tres agentes.

Pues bien, Michelín, la marca de neumáticos, se ha puesto en contacto con el joven diez años después de la emisión del programa con el saltó a la fama. Al llegar a Soria para grabar una entrevista, se encontraron con un Ares que nada tiene que ver con aquel joven… o eso asegura.

Durante la entrevista, el joven ha manifestado como vivió aquel día en el que fue grabado por el programa haciendo un control de alcoholemia:

“Fue una noche de fiesta. Una de tantas. Nos pusimos como atunes y a la salida de la discoteca nos estaban esperando. Yo me vine arriba, vi la situación y me puse a hacer el ‘payasete’ por ahí”.

Como no podía ser de otra forma, el joven ha tenido que visionar el vídeo que protagonizó en Callejeros. Tras hacerlo, su dictamen ha sido claro:

“Ese no soy yo. Era muy joven y descerebrado. Mi madre no me echó la bronca porque era una más, nos habían grabado peores”.

Además, Ares confesó que ganó dinero por sus célebres frases… pero que si pudiera volver atrás no lo haría. Asegura que hacerse famoso por ir borracho y por hacer tonterías no es muy agradable. También considera que el policía tuvo mucha paciencia con él.

Con la periodista al volante, Ares ha asegurado que es un buen conductor:

“Cuando subo al coche me pongo el cinturón y todo, antes ni si quiera lo pensaba. Me ponía el cubata donde los vasos pero ahora ya no, ahora voy con una botellita de agua”.

Por último, ha narrado que no ha cometido más infracciones de tráfico y ha aprovechado la ocasión para mandar un mensaje a los conductores:

“Si quieres beber puedes hacerlo, siempre que quieras con conocimiento y divertirte. No puedes conducir borracho. Ya no es por ti, es por las demás personas que van en la vía. Ellos no tienen la culpa de que tu vayas borracho”.

¿Qué os parece a vosotros?