Web
Analytics

¡NUNCA SACUDA A UN BEBE! Ni juegue a tirarlo al aire… Podría pasar ESTO

12

SÍNDROME DEL BEBÉ SACUDIDO

¿Sabías que puedes matar a tu bebé en tres segundos?

Tres segundos es lo que tarda el Síndrome del Bebé sacudido en causarle daños irreversibles a su niño. Por ello, nunca permita que sacudan a su pequeño ni lo lancen por los aires. Puede causarle la muerte.


La reacción de una niñera mostrada en la televisión colombiana sobre cómo sacudía a un bebé de meses, motivó a buscar los efectos que puede causarle.


El síndrome del bebé sacudido se refiere a un tipo de lesión cerebral que ocurre cuando se sacude con violencia a un bebé o niño pequeño.


Las sacudidas pueden causar hemorragias en el cerebro (hemorragias subdurales) o hemorragias en las retinas (hemorragias retinales).

EL CEREBRO REBOTA

1

Cuando se sacude a un niño, el cerebro rebota de un lado a otro contra los lados del cráneo. Las cabezas de los bebés son muy grandes y pesadas en proporción con el resto de sus cuerpos. Esto causa hinchazón, magulladuras, y hemorragia en el cerebro que es más pequeño que el cráneo.

Las posibles consecuencias de sacudir a los bebés o niños pequeños son extremas.

Incluyen:
Daños al cerebro
Ceguera
Pérdida auditiva
Trastornos del habla y del aprendizaje, incluyendo retraso mental
Ataques epilépticos
Daño al cuello y a la espina dorsal, que puede llevar a disfunciones motores que varían en severidad desde torpeza a paralisis
Muerte

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del bebé sacudido?

Un niño o bebé al que le han sacudido y por tanto tiene presión en el cerebro puede tener síntomas como estos:
– Irritabilidad extrema
– Vómitos
– Poco apetito o problemas para alimentarse
– Dificultades para respirar
– Convulsiones (ataques)
– Letargo (cansancio extremo, falta de movimiento, inhabilidad para mantenerse despierto)
– Piel de color pálido – o azul
– Magulladuras, como por ejemplo las marcas donde se le agarró, en los brazos o pecho
– Una frente que parece más grande de lo normal, o una fontanela que parece sobresalir
– Incapacidad para levantar la cabeza
– Temblores
– Incapacidad para concentrarse o seguir movimiento con sus ojos
– Inconsciencia
– Coma

¿Quién corre el riesgo de tener el síndrome del bebé sacudido?

El síndrome del bebé sacudido pasa más a menudo en bebés de hasta un año de edad, y los bebés de dos a cuatro meses son los que tienen mayor riesgo. El síndrome del bebé sacudido no suele aparecer después de los dos años de edad, pero si la sacudida es extremadamente violenta incluso puede afectar a los niños de entre cinco y seis años.

¿Por qué la gente sacude a los bebés?

Los padres o los cuidadores pueden pensar que el sacudir al bebé hará que este pare de llorar. Los padres o cuidadores pueden ser incapaces de arreglarse con la realidad de cuidar a un niño/a y pueden descargar su frustración con el niño/a. Algunos puede que no sepan que los resultados de sacudir a los niños son tan negativos como lo son en realidad.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del bebé sacudido?

El SBS debe de tratarse inmediatamente. Los padres o cuidadores deben de llevar al niño/a a que le den atención médica de urgencia tan pronto como se den cuenta de que el bebé ha sido sacudido. Los adultos también deben de contarle al médico que el bebé ha sido sacudido.

A los profesionales de la salud no siempre se les dice la verdad sobre si la sacudida ha sido parte de la lesión o no. Además, los bebés y niños muy pequeños no pueden contar a los médicos o a las enfermeras lo que les pasó o lo que les duele. Muchos de los síntomas del SBS (como la irritabilidad, el vomitar, o la apatía) también son comunes para las enfermedades menos serias como las infecciones virales.
Se ha sugerido que los médicos deberían de usar pruebas adicionales cuando parece que sea posible que haya una lesión cerebral. Los rayos-x pueden mostrar una fractura craneal y los médicos pueden recomendar una prueba de resonancia magnética (siglas en inglés MRI) o un escáner por tomografía computerizada (siglas en inglés CT). Se le debe de dar especial atención a cualquier evidencia de hemorragia retinal (hemorragia en la parte posterior del ojo).
¿Se puede prevenir el síndrome del bebé sacudido?
Sí. No sacudas a los bebés o a los niños, NUNCA.

Fuente