Web
Analytics

¿Os acordáis del Rafa, “el cura” de ‘Gran Hermano’? Pues ha salido del armario, y está así de estupendo

La cuarta edición de Gran Hermano llegó en el momento de mayor popularidad del formato; comenzó solamente tres meses después del fin de la anterior temporada, para aprovechar al máximo el momento.

Rafa5

En el concurso entraron 12 concursantes, pero uno de ellos abandonó voluntariamenteMaría Moratilla, de la que ni nosotros nos acordamos—, por lo que entró una reserva para sustituirla.

En esta edición, cuyo eslogan era “ahora empieza de verdad la aventura de la convivencia“, hubo muchas novedades: fue la primera vez que la casa pasó a tener 2 pisos, estando el confesionario en el superior, con el objetivo de que cuando los concursantes salieran de allí se les viera bien la cara.

rafa

También se amplió la salida para hacerla más espectacular. Se introdujeron aceros y brillos; y los espejos se hicieron más profundos para esconder las cámaras. Además, al ser la primera edición que se emitía durante el otoño y el invierno, se creó un pabellón y se hizo una piscina cubierta.

Esta edición fue la primera en introducir la famosa sala de expulsión donde se le comunicaban a los participantes nominados quién de ellos debía de abandonar la casa —en las ediciones anteriores la expulsión se realizaba en la cuadra.

Rafa López fue, sin duda, uno de los concursantes más populares de esta edición —que terminaría ganando el maño Pedro.

2002-11-22_06

Y es que allá por 2002, el joven decidió abandonar el seminario y aparcar su vocación religiosa para replantearse la vida y saber si se convertiría definitivamente en sacerdote o, por el contrario, emprendería una vida laica.

Con esta premisa, Rafa llegó a la final del concurso, convirtiéndose en el tercer finalista, mientras fuera no se hablaba de otra cosa que de la orientación sexual del concursante.

Tal fue el acoso que vivió el concursante después de abandonar el reality, que estuvo tres meses sin salir de casa, y sólo con ayuda psiquiátrica y psicológica durante más de un año logró superarlo.

Catorce años después, Rafa es claramente un hombre nuevo. En una entrevista en Sálvame contó que se ha casado con un hombre y que ahora es “muy feliz. Sin querer ahondar más en su intimidad, el joven comentó que le gusta mucho la vida que lleva ahora y que guarda muy buen recuerdo de su congregación.

Y es que, además, se le ve estupendo:

FB_IMG_1471424136804

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, ¿os acordáis de Fayna de Gran Hermano? Pues vais a flipar con su terrorífico regreso a la actualidad

Vía Elegí mal día.