Web
Analytics

Parece un vestido de novia normal… hasta que te acercas y…

1977478_10153339368496675_422948161567825858_n-600x600-622x622

Lo típico que no tienes dinero para el traje de novia y te lo haces a mano…

Abadía Rodríguez y su novio, Jake Bodley, están muy enamorados. Una pareja de tortolitos que decidieron pasar por la iglesia para sellar su amor delante de familiares y amigos. Una bella historia de amor, salvo por un pequeño problema, la pareja no tenía un duro.

Con lo primero que se echaron las manos a la cabeza fue con el excesivo precio de los vestidos de novia, una parte fundamental de la ceremonia: “Realmente había muchos vestidos bonitos. Pero todos los que me gustaban eran demasiado caros para nosotros”, aseguraba la apenada novia.

1506784_10153018786731675_4556331658031394015_n-600x600-622x622

Pero a grandes problemas, más grandes soluciones. La joven recordó que su tía le había enseñado ganchillo por tres años, cogió el teléfono y se puso manos a la obra. Durante los siguientes 9 meses, tía y sobrina se sentaron a coser el traje más bonito que te puedas imaginar.

¿Quieres ver el resultado? 

12115788_959737807454420_4438926663893579811_n-600x898-622x931

En el día más feliz de su vida la bella novia tuvo unas palabras para su tía: “Fue una idea maravillosa. Pasé mucho tiempo con mi querida tía. Y cada vez que miro el vestido, voy a recordar de nuevo la hermosa boda”. 

No lo olvides, por grave que sea el problema siempre hay una solución.