Web
Analytics

Pasa su tatuaje de código de barras por un lector del supermercado y se lleva la sorpresa de su vida

Hay gente para la que no hace falta un gran motivo para hacerse un tatuaje… y hay otros para los que un tatuaje puede ser una forma de recuperar la autoestima y poder enfrentarse al mundo con una nueva actitud.

Y luego está este chaval, que tenía claro que quería tatuarse un código de barras cualquiera y un día descubre que, oh casualidad, se trata de un código de barras de sus galletas preferidas. Nos declaramos muy fans.