Web
Analytics

Paz Padilla llora a lágrima viva en ‘Sálvame’ recordando a su difunto marido

El pasado 20 de Julio, fallecía, a consecuencia del tumor cerebral que le diagnosticaron hace un año, Antonio Vidal, el segundo marido de Paz Padilla y el que para ella ha sido el auténtico amor de su vida. La pareja se conoció cuando tenían tan solo 14 y 17 años, fueron novios durante unos años, pero sus caminos se separaron cuando la actriz se mudó a vivir a Madrid. A pesar de que terminó casándose con Albert Ferrer, padre de su única hija, Anna Ferrer Padilla, su amor de juventud volvió casi dos décadas después y en 2016 celebraron una romántica boda en la playa en Zahara de los Atunes.

Meses después Paz Padilla ha vuelto a recordar en ‘Sálvame‘ a su marido. Todo ha sido a raíz hablar de la boda de José Antonio León, el reportero del programa que se casa con su novia Rocío este próximo sábado.

Padilla asistirá a la boba a la que también están invitados algunos compañeros como Kike Calleja y que podría ser una buena ocasión para poner paz, la presentadora ha aprovechado para mandar un mensaje a su compañero que ha acabado emocionándola.

“Lo importante de todo esto es que estás feliz, que te vas a casar con la mujer de tu vida. Todo lo demás no importa, José Antonio”, comenzaba la gaditana. “Mírala a los ojos, prometeros amor eterno y disfrutadla tanto como lo hicimos con la mía en Cádiz”, añadía recordando su propia boda con Antonio Vidal.

Belén Esteban también tomaba la palabra para intentar calmar a Paz Padilla, que era incapaz de recordar su boda sin llorar. “Te tienes que quedar, que te pones triste cuando hablas, con ese día que lo viviste con tu familia y con Antonio y ya está. Y no ponerte triste, y no llorar”, le pedía la colaboradora.

El momento se ponía cada vez más emotivo mientras sonaba de fondo ‘Te quiero may lof’, el tema de Los Canallas con el que Paz y Antonio abrieron el baile de su boda en el año 2016. “Uff”, soltaba entonces Paz Padilla sin poder contener las lágrimas.

“Yo lloro todos los días, no todo el día. Siempre lloro porque cuando se tiene un amor de verdad eso nunca acaba y eso es una suerte que tiene José Antonio o Belén Esteban”, confesaba Padilla antes de dar por zanjado el tema mandando un mensaje a su marido: “Mi amor, te quiero”.