Web
Analytics

Pega sus dos dedos juntos con esparadrapo, ¿la razón?… una GENIALIDAD

¿Cuidas tus pies? ¿Les prestas la atención que se merecen? Muchos damos por sentado que nuestros pies no necesitan de la misma consideración que otras partes del cuerpo que tratamos con más cariño y mimo. Y es que olvidamos que nuestros pies son nuestras ruedas, y que con un reventón o pinchazo nos quedaríamos esperando a la grúa.

Vamos con 14 consejos para que tus pies vuelvan a estar sanos como un roble:

1. Restaura el blanco de tus zapatos con pasta de dientes.

2. Limpia la piel de tus botas frotando con alcohol.

3. ¿Mal olor? simplemente tienes que verter un poco de bicarbonato de sodio en los zapatos.

4. Con una lima de uñas quita las molestas arrugas y arañazos de tus zapatos.

5. Un baño con vinagre en tus zapatillas y adiós al mal olor!

6. ¡Gracias a la vaselina tus zapatos brillarán como si fuesen nuevos!

7. Frotando tus zapatos con una harina de maíz, absorbe el agua y la suciedad.

8. Usa un secador de pelo en tus zapatos para que se adapten perfectamente a tus pies.

9. Si tus zapatos te aprietan, pon una bolsa de plástico con agua en ellos y mételos en el congelador

10. ¡Las suelas lisas como nuevas gracias al papel de lija!

11. Frota los zapatos por dentro con un desodorante, ¡y di adiós a las ampollas!

12. Junta dos dedos con una tirita y no te harán daño ningún tacón durante horas.

13. Con cera de abeja natural tus zapatos se vuelven impermeables.

14. Sumerge tus pies en te, ¡ellos te lo agradecerán!

Vía Elegí mal día.