Web
Analytics

“Perversión total”: las redes cargan contra Olga Moreno ante el recuerdo de su boda

Olga Moreno desveló el “curioso” papel que jugó David Flores en su boda con Antonio David.

Olga Moreno se ha vuelto a convertir en el blanco de todas las críticas, después de que haya desvelado el papel que jugó David Flores en su boda con Antonio David. Por lo que parece, Olga Moreno ha decidido no seguir el consejo que le dio Jorge Javier Vázquez al comienzo del concurso, que le ofreció no hablar de lo que está pasando en el exterior con su marido, Antonio David Flores.

Sin embargo, ella continúa sacando el tema en la isla al primero que le pregunte… y, a veces, sin que nadie le pregunte. Olga intenta convencer a todo el mundo de lo bueno que es su esposo, y de lo malo que son sus detractores.

Con toda seguridad, es consciente de que todo lo que diga será interesante a los espectadores, y por lo tanto bueno para su permanencia en el concurso. Además, aprovecha Supervivientes para blanquear la imagen de Antonio David y de la hija de este, Rocío Flores.

La última controversia ha sucedido cuando la diseñadora se ha puesto nostálgica y ha recordado uno de los días más importantes de su vida. se trata de su boda con Antonio David, pero se centró en un detalle no demasiado conocido: el papel que jugó David Flores el hermano de Rocío Flores, en la ceremonia.

En esta ceremonia David también se vistió de novio y llegó “a casarse” con Olga de forma simbólica. “David fue el primero que me dio el anillo, el beso, que recogió el ramo”, relató Olga acerca de la experiencia. Aseguró que “el niño disfrutó de la boda más que nosotros”.

Estas palabras han generado un gran revuelo en redes sociales, donde han tachado de “perverso” al acto de vestir a un niño de novio y escenificar que se casaba con él. “Este collar es para mi David Flores, que se casó conmigo el 13 de junio de 2009… Es una perversión total vestir a un niño de novio y hacer como que te casas con él”, sentenció un tuitero.

“Lo raro que no vistieran a la niña de novia y cantaran: Vamos a ser felices, felices los cuatro…”, ironizó otro de los comentarios al respecto.

No es la primera vez que Olga genera polémica hablando sobre el hijo de su marido, ya que hace poco desveló su intención de bautizarle una vez termine Supervivientes. “Cuando salgamos de aquí quiero bautizar al niño y a Lola. Me apetece mogollón”, anunció.

“Rocío hizo la comunión, confirmación y bautizo todo junto. Al niño le hace mucha ilusión, es muy capillita. Quiero bautizarlo, le va a encantar,” aseguró Olga ante la sorpresa de todos.

David Flores, el gran ausente en la boda de su madre.

Cabe destacar el contraste con la boda de Rocío Carrasco. Lamentablemente ella no pudo contar con la presencia de su hijo —ni de su hija— cuando se casó con Fidel Albiac en 2016.

“Yo no tengo que invitar a mi hijo a mi boda, mi hijo era parte de esa boda”, aclaró en la docuserie. “Era algo que a él le hacía una ilusión bárbara”, aseguró. Sin embargo, el joven no volvió a tiempo tras pasar los quince días correspondientes con su padre.

Fue en ese momento en el que Carrasco se dio cuenta de que había perdido a sus dos hijos; a Rocío no la veía desde el 2012. Pero a pesar de ello, Rociíto tiene muy claro que “si a él lo hubiesen dejado, él hubiese llamado, hubiese venido. Si no ha tomado algunas actitudes es porque no se lo han permitido”.

A pesar de la ausencia de sus hijos, Carrasco aseguró que fue inmensamente feliz ese día. “Ese día fui muy feliz, fue un día maravilloso y uno de los mejores días de mi vida. Por mí, por él y por mi madre, hubiese sido muy feliz con esa boda. Se estaba cumpliendo una de sus últimas voluntades”, dijo.

“Era como estar en un sueño del que no quería que nadie me despertara. Estaba muy nerviosa. No sé si estaba él más nervioso o lo estaba yo”.

Por otro lado, parece que Olga tiene claro que cuando termine el reality tendrá que seguir lidiando con el testimonio de la hija de Rocío Jurado. La diseñadora empieza a ser consciente de las consecuencias que podrían tener sus palabras fuera.

“La que me queda a mí cuando yo salga de aquí…”, dijo en un momento dado. Sin embargo, mantiene la esperanza de que su familia estará bien. “Vamos a estar bien siempre porque es lo que hemos vivido. Se acabó el mal rollo, el estar callado…” Parece que la mujer de Antonio David también promete contar su versión…