Web
Analytics

Por esto siempre debes tener una moneda en el congelador antes de salir de la casa …

img_20161014_085124

Un ingenioso truco que te sacará de más de un apuro. 

Te vas de vacaciones y, cuando regresas a casa, te das cuenta de que la hora de todos los relojes ha cambiado. Esto puede ser debido a dos opciones: o tienes fantasmas que se aburrían, o mientras estabas tomando mojitos en una playa de Zahara se fue la luz en tu domicilio.

El problema es que no sabes cuánto tiempo duró el apagón, y si los alimentos que dejaste en la nevera y congelador se podrán consumir o tienes que pasarte por el Mercadona para no pillar una salmonelosis. Menos mal que en esta época de las redes sociales siempre hay alguien dispuesto a echarte un cable.

La estadounidense Sheila Pulanco Russell ha compartido el siguiente truco en su cuenta de Facebook que te ayudará a saber si los alimentos que dejaste en tu nevera pueden ser o no consumidos.

“Mete una taza con agua en el congelador. Sácala cuando el agua esté congelada y pon una moneda encima y vuélvela a meter en el congelador.

De esta forma puedes saber, cuando vuelvas, si la comida ha estado congelada todo el tiempo o si se ha descongelado y vuelto a congelar después, o si ha estado congelada todo el tiempo mientras has estado fuera.

Si cuando vuelvas la moneda está en el fondo de la taza, signifia que todo se ha descongelado y vuelto a congerlas después, en ese caso no es muy seguro comer esos alimentos. Pero si la moneda está aún arriba, quiere decir que no se ha descongelado el agua, ni la comida, así que los alimentos estarán en buen estado.

Es incluso buena idea dejarla todo el tiempo en el congelador, de esta forma, si en algún momento hay un corte energético por alguna razón, lo vas a saber. Pero si no estás seguro sobre el estado de los alimentos, lo mejor es tirarlos. Lo principal es siempre la seguridad”

14572392_1295761810437025_2048996106003452108_n-622x778