Web
Analytics

Por fin se dan las calabazas más sinceras desde que comenzó ‘First Dates’

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos sido testigos de una cita que estuvo a punto de fracasar por culpa del mismísimo Matías Roure… o del pretendiente que le soltó a su cita un comentario en los baños del plató-restaurante que dejó estupefacto a toda la audiencia del dating show de Cuatro.

Y es que el programa mantiene intacta su capacidad de sorprender… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Pero lo mejor de todo es que gracias al programa, estamos aprendiendo un montón sobre cómo ligar en este mundo moderno. Y una cosa que hemos aprendido es que se puede ser sincero… y se puede ser demasiado sincero. Algo así le pasó a nuestra protagonista de hoy, Raquel.

Y es que si te pasas de sincero, puedes acabar siendo cruel, como según muchos espectadores del programa lo fue esta joven con Alejandro.

Raquel, muy segura de sí mismo, ninguneó a su cita a lo largo de toda la velada, para rematarle en el momento de la decisión final dejándole claro que no tendría una segunda cita con él.

“Porque no me ha gustao físicamente. A ver, si lo veo por Ciudad Real que vivimos, pues lo saludaré “hola qué tal”. Pero como pareja no.”

Claro, clarísimo.

Lo cierto es que el desenlace se veía venir, ya que Alejandro se pasó toda la noche con los nervios a flor de piel, y viendo cómo Raquel se venía arriba diciendo cosas como que “si me hubieras gustao en plan, en cuanto te he visto, hubiera estado super nerviosa, sin hablar. O sea, como estás tú“.

Además, Raquel confesó que en lo primero en lo que se fija es en las manos de un hombre… y las de Alejandro no pasaron su particular prueba.

 

Después del rechazo de la joven, Alejandro también le dijo no a una segunda cita porque había algo en su forma de ser que no le gustaba. Otros no hubieran sido tan discretos… “Venga, hasta luego” fue su despedida.

Así lo vivieron en las redes:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.