Web
Analytics

Preocupación entre los fans de Johnny Depp por su deterioro físico y delgadez en su última aparición

Posiblemente, el pasado 2016 haya sido el año más más duro para Johnny Depp. En mayo, el actor anunciaba su separación de la también actriz Amber Heard, poco después de la muerte de su madre. Un divorcio que se convirtió en un infierno después de las acusaciones de malos tratos de Heard (con imágenes de moratones en las redes sociales) contra quien había sido su marido durante dos años. Pero cualquier situación, por mala que sea, siempre puede empeorar, y lo último ha sido la revelación del alto tren de vida del actor por parte de sus ex asesores, que incluían 640.000 euros al mes entre vinos y aviones privados.

365 días para olvidar que han hecho mella en el aspecto físico de Depp, que ha reaparecido en la fiesta del 31 cumpleaños de la cantante Lady Gaga con mala cara y con muchos kilos menos. El protagonista de Piratas del Caribe, de 53 años, acudió a una cena privada que se celebró en el restaurante Gjelina, de Venice (California), junto a otros personajes famosos como Elton John y su marido, David Furnish, y a pesar de los intentos de los vigilantes de seguridad del local por evitar a los paparazzis, finalmente hemos podido comprobar que uno de los actores más deseados de los últimos años no está atravesando su mejor momento.