Web
Analytics

Rafa Mora se sincera y denuncia que fue acosado sexualmente por un famoso

Después de las declaraciones de muchas estrellas de Hollywood que han revelado como productores, directores e incluso compañeros habían abusado sexualmente –o intentado– de ellas, la polémica ha llegado a nuestro país. El primero que abrió la caja de los truenos fue el actor José Coronado, que confesó que en una ocasión le habían intentado drogar para después abusar de él.

Pero no sólo son actores o actrices las que se han visto envueltos en estas repugnantes situaciones, y hasta Rafa Mora ha sufrido la propuesta de intercambios sexuales por participar en una película. El valenciano narró su experiencia en Sálvame, donde se derrumbó en algunas partes de la historia.

“Me llaman de una productora y me dicen que tal persona quiere tener una reunión conmigo. A mí siempre me había gustado hacer ficción. Al tiempo me llaman y me dicen que es preferible que vaya solo, yo no até cabos, pero me lo dijeron para no ir con mi chica”. 

“El productor me comenta que soy muy guapo, que tengo ángel, pero el problema es que si no tienes padrino, te quedas por el camino. Me preguntaron qué me gustaba hacer y dije que mi sueño era hacer ficción. Este señor me puso varios ejemplos de personas a las que había ayudado y les había ido muy bien”. 

“Después me pidió que me quitase la camiseta para ver qué tipo de cuerpo tengo y me quedase en gayumbos. Mirándome, me dijo que tenía nariz de boxeador y culo de tenista. Yo en ese momento noté que me deseaba, pero tampoco le di importancia. A mí me gusta gustar, tanto a hombres como mujeres y no le di mayor importancia”

Finalmente, Mora le envió un mensaje al productor donde le dejaba claro que quería ser actor, pero no estaba dispuesto a entrar en esos juegos de “favores” sexuales a cambio de trabajo. La respuesta de dicho productor fue tajante:

“Me contestó a los dos minutos y me dijo: ‘Rafa, este mensaje lo voy a borrar como si nunca lo hubiese recibido, al parecer no has entendido nada. Si en algún momento quieres ser mi invitado, mi casa es muy grande y vivo solo. Por la tanto, te vienes unos días, hablamos y yo te ayudo en lo que pueda, pero esto se acaba aquí'”