Web
Analytics

Raquel Mosquera, ingresada por un brote psicótico

La serie de Rocío Carrasco ha pasado factura a la exmujer de su padre.

La emisión de la docu serie Rocío, contar la verdad para seguir viva siguen levantando muchas ampollas. Aunque el foco ha estado en la relación de Rociíto con Antonio David y sus hijos, los personajes secundarios no dejan de sucederse.

En el episodio que se emitió la pasada semana, Rocío Carrasco puso el foco en el papel que había jugado Raquel Mosquera, la mujer de padre Pedro Carrasco, en la relación que tuvo con su progenitor. De ser cierto lo que relató “la hija de la más grande”, la peluquera queda muy mala posición.

De hecho, se afirma directamente que ella en parte fue la culpable de que hubiese una mala relación entre padre e hija. Además, Rocío Carrasco declaró que no ha visto nada de la herencia ni de las pertenencias de su padre.

Esto apuntó directamente a Mosquera, afirmando que la peluquera ha sido nada justa con ella. Estos dos dardos sin duda habrán sentado como un tiro a Mosquera, que ha acabado estallando como nadie esperaba. Según aseguró Gustavo González en Sálvame, la peluquera ingresó ayer de madrugada en el Hospital Puerta del Hierro de Madrid con un pronóstico muy delicado provocado por un alto estado de nervios.

Por lo que parece, Mosquera no ha llevado nada bien lo que se está diciendo de ella. El diario La Razón ha confirmado que, ayer por la noche, Mosquera sufrió un episodio nervioso muy grande en su casa, lo que hizo que su marido Isi la convenciese para que se fuesen hacía el hospital para que la tratasen de urgencia.

Los médicos habrían deliberado que la colaboradora sufrió un brote psicótico muy grave que la obligará a estar en el hospital durante varios días. Por lo que cuentan, la peluquera se resistió hasta el último minuto para meterse en el coche y emprender el camino hasta el hospital.

Cuando entró en razón, la pareja tuvo que esperar que llegara un familiar directo de la colaboradora para que se quedase con el hijo menor de ambos. Nadie esperaba un desenlace tan duro, ya que ella misma ha aparecido en los medios mostrándose muy tranquila ante el testimonio de la hija de su difunto marido.

Las versiones no coinciden.

Tanto Carrasco como Mosquera contaron relatos que no tienen ningún punto de coincidencia. Mosquera aseguró que, la última vez que vio a su hija, su esposo salió enfadado y con un estado de nervios muy grande, y abandonó su hogar cogiendo el coche y haciendo eses. Sin embargo, Carrasco asegura que no discutió con su padre y que esas eses con el coche se debían a otro asunto que no le toca a ella aclarar.

Lo cierto es que Mosquera se ha mostrado siempre muy sincera. Por ejemplo, Belén Esteban está apoyando el relato de Rocío Carrasco, pero la ha puesto en duda cuando ha intentado contradecir a Mosquera. Durante muchos años, Belén ha sido amiga de la peluquera, y asegura que ha vivido muchas situaciones que ahora no se cree que sucedieran de distinta forma.

Ahora, Mosquera se encuentra hospitalizada y, por lo visto, su marido Isi también tuvo que recibir asistencia médica. Este también se vio superado por el brote psicótico de su mujer.