Web
Analytics

Risto Mejide y el rapero ToteKing la lían parda con este cruce de insultos

Los aficionados al hip hop de nuestro país saben que ToteKing es uno de sus raperos más destacados y respetados, a pesar de que es un género que no parece suficientemente mayoritario como para que reciba promoción en los programas de televisión de más audiencia. Uno de los pocos que invitaron a nuestro protagonista a hablar en el medio ha sido Risto Mejide, que contó con él para una entrega especial de Al rincón que estaba dedicada al mundo de la música. La entrevista además ocurrió cuando tuvo ToteKing acababa de lanzar su último álbum, 78.

img_adomenech_20160514-083341_imagenes_lv_otras_fuentes_rincon-kSoD-U4017888852580vG-992x558@LaVanguardia-Web

Sin embargo, el sevillano se ha mostrado muy crítico con el programa: “Cuando nos dan un hueco a los raperos es anecdótico, véase por ejemplo cuando me invitó Risto Mejide a su programa hace poco y me puso dos minutos (…) Yo no me puse allí a llorar como los pipiolos tontos que él lleva al programa: los acorrala y se ponen a llorar. Eso sí da morbo, porque este país vive de eso“.

Sin pelos en la lengua, ToteKing ha dejado otras perlas:

Me llevé la entrevista preparada y le metí la polla, te lo digo abiertamente porque estoy haciendo campaña de esto a todos los medios que me preguntan porque quiero que la gente se entere. A Risto Mejide le metí la polla en la entrevista que tuvo que dolerle un mes. El tío, como vio que yo iba preparado y sabía hablar, que no era un tonto que me ponía a llorar, me puso solo dos minutos porque ya no le interesaba.

Según el rapero, es habitual en el tratamiento que reciben los artistas de hip hop en los medios: “Eso es un reflejo mínimo de lo que pasa a gran escala“.

Risto ha contestado con ironía, a las acusaciones de ToteKing:

 

Estos son algunos fragmentos de la entrevista, donde precisamente hablan sobre la exposición que tienen estos artistas en los medios:


¿Qué os parece a vosotros la polémica? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.