Web
Analytics

Rosa López nos presenta a su apuesto novio y detalla el romántico momento en que se conocieron

Rosa Lopez parece haber encontrado el amor y a pesar de el hermetismo que siempre ha mantenido en su vida personal ha querido compartirlo con España a través de la revista Hola. La extriunfita siempre había sido muy discreta con sus relaciones amorosas manteniendo una impenetrable coraza sentimental.

La artista ha posado para una exclusiva para la revista ¡Hola! junto a su pareja, el apuesto Iñaki García, que es agente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y tiene 44 años. Rosa de España ha dado detalles en la entrevista sobre cómo se conocieron: “Lo nuestro fue mucho más bonito que un flechazo. Es una historia de amor que ha ido creciendo con el paso del tiempo, aunque todavía recuerdo su mirada ilusionada el día que nos conocimos”, aseguraba la cantante. También ha desvelado que de alguna forma la música los unió ya que todo pudo surgir en un concierto de Marta Sánchez.

Tras el show de la madrileña, Rosa vio la dificultad de salir de allí por la gran aglomeración de público que existía. En ese momento es cuando Alex apareció en su vida ya que le ayudo estando de servicio junto a su perro patrulla a abandonar el recinto: “Él me pidió hacerse una foto conmigo y yo le comenté que también quería tenerla. Nos dimos los teléfonos y lo invité a cenar para agradecerle la ayuda que me había prestado. Todo era una excusa para volver a verlo”, confiesa la granadina.

Iñaki sin embargo asegura que no quiere ser famoso y que continuará con su trabajo: “En ella no veo fama, sino una mujer con un corazón enorme”. Rosa también confiesa en la entrevista que nunca había conocido a “un hombre tan bueno, puro y honesto como él”.

Sobre una posible boda, Rosa es clara: “Puede que la boda hubiese sido una de las cosas más importantes de mi vida hace veinte años, pero ahora no. Lo más importante es sentirnos felices, como ahora”, aunque ambos sienten que lo suyo es “para toda la vida”. Aunque “Si sucediera, me gustaría que fuese una boda dulce, divertida y muy familiar. El vestido no es lo más importante para mí. Lo más importante es que los dos estemos unidos por el amor. Estaremos juntos hasta que Dios quiera”.