Web
Analytics

Sale a la luz la dura advertencia de Letizia a Felipe: “A la mínima me largo”

La pelea ante las cámaras entre la reina Letizia y la reina emérita Sofía por una foto con la princesa Leonor y la infanta Sofía, es sin duda el tema de las últimas semanas en las redes sociales…

El episodio sucedió este domingo a la salida de la Misa de Pascua en Mallorca, y aunque no ha sido comentado de manera oficial por la Casa Real ha generado todo tipo de teorías en las redes.

Aunque la mayoría se ha puesto de lado de doña Sofía, algunos han tomado partido por Letizia, que para algo es la madre de las niñas, especialmente después de leer la información publicada por la periodista y escritora Pilar Eyre.

En ella, afirma que el rifirrafe podría deberse a que a Letizia no le habría gustado que Sofía hubiera “maniobrado” para que la Infanta Elena —pendiente de resolución judicial— acudiera a la misa de aniversario por el funeral de Don Juan de Borbón.

Sin embargo, otro de los mayores conocedores de los entresijos de la monarquía española, Jaime Peñafiel, cronista de la Casa Real desde hace más de 40 años, ha dedicado unas duras palabras a Letizia: “o Felipe se divorcia o Letizia se carga la monarquía“, dijo.

Sea como sea, el rifirrafe ha dejado entrever las rencillas que existen entre los miembros de la Familia Real, y el miercoles 11 de abril Eyre ha vuelto al candelero desvelando detalles desconocidos del matrimonio de los Reyes, así como de la relación entre Doña Letizia y Doña Sofía.

Según asegura la escritora, la asturiana ya advirtió a su marido de que no estaba dispuesta a aguantar cualquier cosa: “Yo no seré una mujer sufridora como tu madre. A la mínima, me largo”, le dijo cuando todavía era Princesa de Asturias.

Hay que destacar que, en aquellos momentos, Letizia y su suegra mantenían una gran amistad; por lo visto, la entonces Reina le dejaba sus joyas, le presentaba a sus amigas… una relación envidiable.

Sin embargo, todo cambió tras el nacimiento de Leonor y Sofía, y la mujer de Don Juan Carlos sufrió un varapalo que marcó la relación con su nuera. Según cuenta Eyre, un día doña Sofía iba cargada de regalos para sus nietas… pero la niñera no le dejó entrar.

“No está en la lista, no está autorizada”, justificó.

A partir de entonces, siempre encontró impedimentos cuando quería ver a las pequeñas: “Las niñas están comiendo, están durmiendo, están en la escuela, haciendo natación…”, le decían.

Ante esta situación, Felipe trató de interceder pero su mujer montó en cólera, y desde entonces la relación entre ambas no atraviesa por uno de sus mejores momentos…