Web
Analytics

Salen a la luz las incoherencias en el testimonio de Raquel Sánchez Silva tras la muerte de su marido

“Quédate conmigo en la proximidad de mi aliento”.

El caso sigue sin resolverse: la muerte de Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva. Ocho años después de su muerte, la investigación sigue abierta. Aunque para la policía y la justicia española es un caso cerrado, para la familia de Mario y para la justicia italiana hay suficientes irregularidades en las tres autopsias que se le practicaron como para no descartar ninguna hipótesis.

“Mario, amor mío, me has dado el verdadero amor ahora yo no tengo nada sin ti, pero prometo que seré feliz por ti”, dijo Raquel Sánchez Silva en unas impactantes imágenes en el funeral de Mario que han salido ahora a la luz. Se trata de unas imágenes que no habíamos visto de la presentadora tras la muerte de su marido, un caso del que vuelve a hablarse ocho años después.

Fue una de las secuencias que emitió el pasado miércoles 12 de noviembre Todo es verda. Además, mostró otras imágenes, las de Raquel en el cementerio. En ellas la vemos llorando y cantando en italiano a Mario: “Quédate conmigo en la proximidad de mi aliento. Adiós, amor”.

La muerte de Mario sucedió el 3 de mayo de 2013 cuando, presuntamente, decidió el joven poner fin a su vida. Sin embargo, desde entonces la familia ha luchado por reabrir el caso, el cuerpo ha sido exhumado dos veces y se le ha sometido a tres autopsias.

Las incoherencias en las declaraciones de Raquel Sánchez Silva ante la justicia.

Además, la Fiscalía italiana encontró incoherencias en el testimonio de Raquel Sánchez Silva. En 2014, en España le preguntaron si Mario consumía estupefacientes, a lo que ella respondió que nunca le vio. Sin embargo, le recordaron que, remitiéndose a sus declaraciones a la policía, ella misma habría dicho que Mario habría consumido algo hacía “tres semanas” aunque fue “un hecho puntual”.

Tras leer su propia declaración, Raquel se mostraba sorprendida: “No sé, igual les dije que salió por la noche… no me acuerdo”, dijo.

Posteriormente, ya en el año 2016, volvió a declarar esta vez ante la fiscalía italiana en el proceso judicial por el fallecimiento de su marido. En aquel momento le preguntaron si conocía a una persona en concreto, y ella respondía que no lo recordaba. Le replicaron que había varios mensajes entre ellos.

“¿Mi móvil?”, se preguntó la presentadora, que pidió amparo al juez: “Yo necesito pedirle señor juez… ¿Por qué estamos hablando de mí? Quiero que me lo explique ¿Por qué?”, se defendió: “Es mi intimidad”.

Santina, madre de Mario, que tiene claro que su hijo no se suicidó: “Igual que un homicidio debe ser demostrado, también un suicidio (…) Estamos seguros al 100% que Mario ha sido asesinado”, dijo en su entrevista en el espacio de Cuatro.