Web
Analytics

Se ha metido en un tremendo lio. Esta es la condena que le podría caer al “calvo” de Eurovision

Uno de los momentos más comentados de la gala de Eurovisión que se celebró el pasado sábado fue el “calvo” que nos regaló Vitali Sediuk, un eurofan ucraniano que se subía al escenario durante la actuación de su compatriota Jamala, la cantante que ganó la pasada edición del festival, y que se bajaba los pantalones para doscientos millones de personas.

Esperemos que al bueno de Vitali le haya merecido la pena su calvo europeo, porque según informaciones del gobierno ucraniano, su minuto de gloria le puede costar hasta cinco años de cárcel. El artículo 296 del Código Penal de este país en su parte 3 sobre vandalismo con agravantes contempla desde una multa en metálico a hasta cinco años de prisión. Casi nada.

Arsen Avakov, el ministro de Interior ucraniano, explicó en su cuenta de Facebook que Vitali ya era conocido por haber realizado acciones parecidas en el pasado: “En respuesta a la pregunta sobre el idiota que mostró su trasero ante 200 millones de telespectadores (…), según sus propias palabras quería hacer su hobby, ya que ‘trabaja oficiosamente como periodista provocador’.”