Web
Analytics

Se hizo un selfie para enseñar su vestido nuevo, pero otro “detalle” de la foto arrasó y se hizo protagonista

Selfie en el parque paseando al perro, selfie haciendo deporte con los amigos, selfie en la playa leyendo la primera página de un libro que después vuelves a meter en la mochila, y selfie cenando verduritas para terminar zampándote dos tabletas de chocolate. Vivimos en la época del “postureo” en las redes sociales, y cualquier sitio es bueno para hacerse una autofoto con mucha historia detrás que nos asegure los likes en Instagram o Twitter, que no se comen pero que mejoran la autoestima.

Pero hay que tener precaución con los selfies, ya que se pueden volver en tu contra si no cuidas los detalles. La usuaria de Twitter @_shelbizzle quiso compartir con todos sus amigos y seguidores una sensual imagen luciendo un ceñido vestido que le hacía un espectacular trasero, pero olvidó un pequeño detalle: limpiar su habitación, o por lo menos recoger las montañas de ropa que se acumulaban en el suelo antes de hacer la foto.

 

https://twitter.com/_shelbizzle/status/854400464460406784

Muchos usuarios de Instagram aprovecharon su descuido para atacar a la joven, que vio como su publicación se convertía en un fenómeno viral, pero no por lo que ella pretendía. Historia triste en las redes: “Estás muy guapa, pero, cariño, esa habitación me está provocando escozor en los dedos. ¿Cómo puedes sobrevivir ahí?” decía uno, mientras otros se sentían reflejados en el desorden de su cuarto: “No voy a decir ‘nada malo’ sobre tu habitación porque la mía está exactamente igual. Bonito trasero, por cierto”. 

Shelbs, que al principio se tomó los comentarios a cachondeo, quiso justificar el desorden diciendo que se le había roto el armario, y que no siempre lucía tan mal su alcoba. Habrá que creérselo.