Web
Analytics

Se le quedan enganchados los testículos en este modelo de silla con agujeros de IKEA, y así han reaccionado las redes

¿Qué podemos decir de IKEA a estas alturas que no se haya dicho ya? La tienda escandinava es sin duda el paraíso para los jóvenes, y no tan jóvenes, que estrenan piso. Pero aunque muchas veces “nos saca del apuro“, ofreciendo alternativas más baratas para amueblar nuestro pisito, a veces nos mete en otros

37D7F3D100000578-3771246-image-m-26_1472841035510

Y si no, que se lo digan a Claus Jorstad, un hombre de 45 años que ha denunciado en su página de Facebook un hecho que se ha convertido rápidamente en viral. Y es que unas sillas de IKEA con agujeros le jugaron una muy mala pasada.

Jorstad por lo visto vive con graves problemas en sus rodillas desde hace muchos años, y según su relato compró la silla para poder ducharse sentado.

37D7A10100000578-3771246-In_a_later_reply_to_his_own_post_Claus_posted_this_photo_to_show-m-1_1472837619882

Pero un día ocurrió algo trágico pero que ha desatado el cachondeo en las redes sociales: sus testículos quedaron atrapados en uno de los agujeros que tiene la banqueta, sin poder salir.

37D7A0EE00000578-3771246-Clive_bought_the_Marius_stool-m-24_1472836525971

Han sido más de 13.000 personas las que, en el momento de escribir estas líneas, han compartido ya este peculiar suceso. Nuestro “héroe” se lo ha tomado con humor, gracias a dios, aunque sigue en su búsqueda de una silla más cómoda y que no le de estos disgustos…

37D7A0FA00000578-3771246-image-a-2_1472836330855

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que se descubre cómo es una mesa Lack de IKEA por dentro… y todo el mundo ha perdido la cabeza.

Vía Elegí mal día.