Web
Analytics

Se viralizan estas fotos de Andreíta, hija de Belén Esteban —’Sálvame’—, con el criticado vestido que llevó en su graduación

Andreíta carga con la suerte y la desgracia de ser hija de uno de los rostros más populares de Telecinco, Belén Esteban… y del inimitable Jesulín de Ubrique. Cumple este año los 18 años y de ella en realidad no sabemos tantas cosas: que en un momento de su vida no le gustó el pollo, que es muy fan de su madre… y que es más fan todavía de Justin Bieber.

Por si necesitáis que os refresquemos la memoria, hace poco os contamos las diez veces que Andreíta se coló en televisión… y, para ponernos del todo al día, su gran amistad actual con la hija de otra estrella del canal de Mediaset.

Hace poco, fue noticia la filtración de una imagen en la que aparecía junto a su novio en el día de su graduación.

En la imagen se podía ver a la joven con la banda de graduada, y aparecía poniendo “morritos“, como mandan los cánones. Y junto a ella, su chico posaba sonriente con un traje oscuro y corbata. Se dice que se ha visto varias veces a Andreíta yendo a visitar a su chico a Birmingham junto a su madre, y que incluso puede que se mude allí para ir a la universidad…

De momento, la ley del menor protege la intimidad de Andrea, y por eso seguimos mostrando su imagen con el rostro pixelado:

Ahora se han conocido más detalles sobre la celebración: la joven se ha despedido del Bachiller acompañada de su familia materna, y su vestido no ha pasado desapercibido. En las siguientes imágenes se aprecia a la perfección su semirecogido con trenzas en el pelo, y el vestido largo en tono rosa palo que acompañó con un cinturón fucsia adornado con flores de varios colores. Para conjuntarlo, Andreíta se calzó unas sandalias de plataforma del mismo color.

En las redes, como no podía ser de otra forma, han criticado desde que las flores no pegan nada con el vestido, a lo soso que es el conjunto, especialmente para una adolescente de su edad.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.