Web
Analytics

Shakira confiesa a Pablo Motos la historia de amor con Piqué que hay detrás de su canción ‘Me enamoré’

Muchas joyitas nos ha dejado la vuelta de Shakira a ‘El Hormiguero’, después de más de ocho años de negativas a asistir al programa que presenta Pablo Motos. Según cuentan los rumores –que no se suelen equivocar– la cantante colombiana huía de Motos como de la peste por unos comentarios que éste hizo la última vez que visitó el plató de Antena 3 cuando fue a promocionar su single ‘Loba’.

Pero el tiempo pasa y lo cura todo, y la cantante habló largo y tendido de su último éxito ‘Me enamoré’ que está dedicado a su pareja, Gérard Piqué: “Lo llevé al estudio y se emocionó pero ya se ha acostumbrado a que le haga canciones”. 

La cantante explicó cómo empezó su historia de amor, que aparece en el vídeo: “Fue aquí en Madrid llevaba un sostén a rayas y aún lo conservo y fue el momento de la primera foto y estaba Cesc Fábregas”. 

“Antes fue el vídeo del Waka waka, pero no nos conocíamos, y ese día nos presentaron, yo iba a cantar en Rock in Rio, y fue la primera vez que nos vimos”.

“Cuando lo vi por primera vez dije ‘qué boca más redondita, me gusta esa barbita’, y yo creo que él algo sintió”. Hombre, normal, te dice Shakira esto y no sientes nada y eres un robot.

Hay un momento en el vídeo también se ve como Gérard se pasa de frenada. ¡Ojo que las manos van al pan!

Tan enamorada estaba la colombiana que hasta encendía bengalas en mitad de la calle. Cuidado que por menos te cierran el estadio. 

Bueno, después de las bengalas y de correr un rato, la pareja termina en la habitación de un hotel, y de la emoción hasta vacían un extintor. Estar enamorados es una cosa, y ser unos vándalos es otra. 

Después de arrasar la habitación del hotel –ya verás cuando lo vea el gerente– y agotados por tanta aventura, se pasa a los momentos más íntimos y románticos.

Mirada de amor, que es correspondida por el jugador del Barcelona, que es la primera vez que da la cara en el vídeo. 

Y para finalizar la historia, imagen de la pareja queriéndose muchísimo con la ciudad de fondo. Precioso todo.