Web
Analytics

Si veis estas líneas blancas en el pollo crudo, tendríais que saber esto antes de comprarlo

Es muy positivo que cada vez seamos más curiosos sobre lo que estamos comiendo. No sería la primera —ni la última— que “pillan” a la industria de la alimentación pasándose de la raya en lo que respecta al proceso de producción de alguna comida. Por ejemplo, recientemente la Verbraucherzentrale Hamburgo, una organización alemana que se ocupa de informar a los consumidores, compartió una imagen polémica en la que podía verse, separada en capas, la composición de un tarro de Nutella.

En esta ocasión, le ha tocado al pollo. Una organización británica fundada en los años 60 para frenar el desarrollo de la ganadería industrial ha denunciado un importante cambio sobre la carne de pollo en los últimos años.

Se ha alertado de que las líneas blancas de grasa en la carne cruda de pollo se han incrementado en los últimos años. Esta grasa aparece debido a las condiciones de cría de las aves.

Y es que la producción de carne de ave a gran escala es la culpable de que estas líneas de grasa sean actualmente halladas en aproximadamente el 96 por ciento de las aves analizadas.

Según la explicación de los investigadores, la proliferación de esta grasa impacta de manera muy negativa en la calidad de la carne, sobre todo en que deja de ser tan tierna.

Así lo explica uno de los expertos detrás del análisis:

“Esas marcas son la señal de que el ave acabó enfermo por no poder moverse, provocando una falta de masa muscular. En los últimos años la cantidad de dicha carne ha aumentado sustancialmente. Encontramos diferentes enfermedades musculares en el 96% de la carne de 285 fragmentos estudiados en el laboratorio.”

Sin embargo, desde la patronal de productores de pollo aseguran que las líneas blancas de grasa solo afectan a un pequeño porcentaje de toda la carne y que no tienen ningún efecto sobre la salud de los consumidores

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Os dejamos con esta desternillante anécdota: cuando te la quieren colar comprando una sal de hace 150 millones de años, pero

Vía Elegí mal día.