Web
Analytics

Si vosotros también habéis sido de este tipo de “estudiante”, seguro que os suena la movida

Las chuletas son un verdadero arte. Y hay gente —nosotros no, y vosotros seguro que tampoco, ¡faltaría más!— que se ha sacado la carrera tirando de notas en los bolígrafos. Y es que el subidón del aprobado, y la adrenalina de que no te pillen copiando, es una combinación que hace que los estudiantes de todo el mundo expresen todo el ingenio que llevan dentro.

Hace poco os mostramos a 38 cracks que hicieron de la chuleta un auténtico arte. Pero creo que nadie supera a nuestro protagonista de hoy: una chuleta tan impactante que el propio profesor que pilló al alumno con las manos en la masa la guardó como recuerdo.

Atentos:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Os dejamos con esta hilarante historia: este chico buscaba una persona para copiar en exámenes de la universidad… y terminó jodido del todo.

Vía Elegí mal día.