Web
Analytics

Sin palabras: el motivo por el que mantuvieron con vida a Palomo Linares durante tantas horas

Palomo Linares estaba convencido de que esta vez iba a ser como en otras ocasiones anteriores, y que la recuperación de su delicadísima operación de corazón era solamente cuestión de tiempo. Y así se lo contaba por teléfono a los amigos que le llamaban para darle ánimos, horas antes de pasar por el quirófano. “En peores plazas he toreado y esta no va a ser la última“, decía mientras organizaba almuerzos de fin de semana en su finca de Aranjuez. “Para cuando salga, que el campo va a estar precioso, comemos en el jardín“.

Pero cuando quedaban días para que cumpliese los 70 años, quien fuese figura del toreo en las décadas de los 60 y 70 del siglo pasado ha fallecido en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid; no ha podido recuperarse de la complicada operación de corazón abierto que, además, se agravó con un derrame cerebral.

Horas después de la intervención, Linares sufría este derrame que le provocó una muerte cerebral irreversible, por lo que ha estado ingresado en el centro hospitalario hasta la tarde del lunes a las 17:00 horas, cuando se ha llevado a cabo la desconexión de la máquina de ventilación mecánica. Como ha confirmado en las redes sociales el periodista Miguel Moncholi, en sus redes sociales, se le mantuvo con vida “con el fin de que pueda donar sus órganos“, según su última voluntad.

 

La familia dió la autorización correspondiente para donar sus órganos, después de indicar a su círculo más cercano que ya no quedaba esperanza de salvar la vida del torero, que ha muerto acompañado de sus hijos y de su novia Concha Azuara.

Desde aquí enviamos mucho ánimo a la familia del fallecido.

Vía Elegí mal día.