Web
Analytics

“Sus amigos se fueron corriendo de allí”: una niña de 15 años, en estado grave en España

La menor estaba tumbada en un banco semiinconsciente y vomitando.

Una menor de 15 años se encuentra en estado grave después de haber sufrido un coma etílico en un botellón en Madrid. Ha informado del suceso el propio comisario principal de la Policía Municipal de Madrid, José Luis Morcillo.

Sucedió el pasado sábado de madrugada en el barrio Gran San Blas, en el distrito de San Blas Canillejas. Los agentes municipales fueron alertados de que la menor estaba tumbada en un banco semiinconsciente y vomitando. El propio comisario destacó que “sus amigos, asustados, se fueron corriendo de allí”.

Al ver el estado en el que se encontraba la joven, los policías solicitaron ayuda del Samur-Protección Civil. Los sanitarios la trasladaron al Hospital Universitario Ramón y Cajal, para que fuera atendida y puesta en observación.

El comisario explicó que el estado de la menor “es grave”. En Espejo Público relató que el cuerpo policial ha comenzado una investigación para “localizar al padre y a la madre para preguntarles por estas circunstancias y por qué no hay nadie con esta menor”.

El pasado fin de semana la Policía Municipal de Madrid ha interpuesto 1.122 multas por consumo de alcohol en vía pública, según informó el Área de Seguridad y Emergencias. En el puente del Pilar, el Cuerpo Local puso 1.104 multas por botellón.

La policía municipal de Madrid incautó de un arsenal de bolas de acero y tornillos de grandes dimensiones.

Eso no es todo: Agentes de la Policía municipal encontraron 20 bolas de acero, tornillos y tuercas de grandes dimensiones en el Parque del Oeste de Madrid. Todo ese material fue hallado en una zona en la que se estaba celebrando un botellón.

Señala el comisario que, de no haber encontrado este arsenal, estaríamos hablando de otra cosa y no de un botellón. Recalcó que consumir alcohol en la vía pública está prohibido, pero que no todos los chicos que van allí son delincuentes. “Puede haber un componente de desobediencia e irresponsabilidad pero no tienen por qué ser delincuentes”, advirtió.

Puso de relieve que existen ciertos grupos violentos que “parasitan los botellones”. Estos son los que podían haber usado estos tornillos y estas bolas, que “son artefactos que pueden causar la muerte a un Policía y eso ya no es botellón”.