Web
Analytics

Susanna Griso a punto de llorar en directo por la tensión en Cataluña

Grupos de amigos que se rompen después de muchos años de relación, usuarios en redes sociales que entran a Twitter o Facebook con el cuchillo entre los dientes –más dispuestos a entablar una acalorada discusión con quien no piense como ellos que a pasar un buen rato– o presentadoras y periodistas que rompen a llorar en pleno directo.

Estamos tocando con los dedos el punto álgido del tema de la independencia de Cataluña, y visto lo visto, parece que aún nos espera más de lo mismo: ineptitud política y despropósitos a mansalva por parte de nuestros dirigentes –tanto de un lado como de otro– y un creciente odio que amenaza con arrasar con 40 años de pacífica convivencia en nuestro país. Dios no lo quiera.

La última en no poder aguantar más la presión ha sido la presentadora de Espejo Público, Susanna Griso, que casi rompía a llorar el pasado martes cuando discutía con la alcaldesa de Calella, Montserrat Candini, a cuenta del acoso y derribo que han sufrido los Policías Nacionales y Guardias Civiles que se hospedaban en los hoteles de esta localidad catalana.

La discusión subía de intensidad cuando Griso acusó a la alcaldesa de Calella de haber amenazado a los propietarios de los hoteles de retirarles las licencias durante cinco años si no ponían de patitas en la calle a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad allí alojados. Por su parte, Montserrat Candini negaba estas duras acusaciones, asegurando que ésta decisión la tomaron los dueños de los establecimientos, sin que el ayuntamiento tuviera nada que ver en ello.

Y más se caldeó la cosa, hasta que la presentadora, visiblemente emocionada, no pudo más y estalló con todo lo que está sucediendo:

“Este medio ha sido el primero en denunciar lo del domingo, yo también pienso que esa actuación violenta sobraba, pero no acuso a los policías, acuso a los responsables políticos por un desastre de dispositivo. Ir a por los peones es muy cobarde”.

“Reparto responsabilidades entre el Gobierno de la Generalitat y una actuación policial lamentable, pero no podemos tensionar así a la sociedad. No hay derecho a que los políticos nos hagan esto. Me pongo en modo preventivo porque me temo lo que va a pasar. La declaración unilateral va a aumentar la tensión y la represión”.