Telecinco cancela uno de sus programas más míticos y lo elimina fulminantemente de la parrilla

Telecinco parece estar en horas bajas.

En los últimos tiempos, Telecinco ha perdido su posición como la cadena más vista, y los programas relacionados con el mundo de la prensa rosa, que en el pasado eran el buque insignia de la cadena, está en horas bajas en lo que a audiencia se refiere. Entre otras cosas, le ha afectado la dura competencia de otros formatos como Pasapalabra en Antena 3, que están consiguiendo que sufran con la ausencia de espectadores.

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, tiene la necesidad de cambiar la tendencia, y ha empujado muchos cambios tanto en el formato como en la plantilla del programa. Las modificaciones en la programación siguen día a día y el pasado 21 de septiembre hubo una nueva batalla por la audiencia.

La noche del pasado miércoles estuvo marcada por el estreno de La Isla de las Tentaciones, a lo que Antena 3 respondió con un nuevo capítulo de La Esposa, y aunque hay un ganador, la verdad es que la jugada le salió bien a las dos cadenas. El programa producido por Cuarzo firma un gran 20,5% con 1.1613.000 espectadores, arrasando en su franja.

Por su parte, La esposa cedió en share, quedándose en un 16,4%, pero sigue siendo lo más visto en espectadores con 1.650.000. La serie es la oferta con mejor promedio de espectadores, aunque cede cuota y pierde contra el mítico reality de Telecinco en la misma franja horaria.

De esta manera, el reality de Sandra Barneda esquivó la mala tónica general de los estrenos de Telecinco en este inicio de curso, aunque en su tardío final de madrugada (alrededor de las 1:30 horas) tuvo su cifra más baja de espectadores de sus cinco ediciones.

Telecinco cancela uno de sus programas más famosos.

Telecinco no esperó más para estrenar su última gran apuesta para el otoño, por culpa del discreto arranque de todos sus estrenos para la nueva temporada. La cadena confirmó unos días antes que la quinta temporada de La Isla de las Tentaciones arrancaría el miércoles 21 de septiembre, depositando toda su confianza en el reality de Sandra Barneda.

Por ese motivo, Telecinco sorprendió a los espectadores eliminando Sálvame Sandía por un día para ofrecer en su lugar un aperitivo de La Isla de las Tentaciones, la última gran baza de la cadena para impulsar las discretas audiencias que está cosechando en el inicio del nuevo curso. Pero no han quedado ahí los cambios en la parrilla.

La cadena decidió también clausurar uno de sus programas más míticos de la noche de los viernes. Los directivos de Telecinco tomaron la dura decisión de cancelar Déjate Querer. Se trató de la gran apuesta de Telecinco para la noche de los viernes, un programa de reencuentros presentado por Toñi Moreno en el que los protagonistas abren sus corazones a presentadora y público.

A pesar de que fue un formato por el que apostaron con fuerza, tras unos bajos datos de audiencias el reality de Moreno «ha parado sus grabaciones», según una conocida publicación de noticias del corazón. «No me lo puedo creer, es una auténtica pena», dijo un usuario.

Uno de los momentos más comentados de Déjate Querer sucedió durante el último programa, cuando Toñi Moreno compartió con sus invitados una preciosa anécdota con su hija. La pequeña tiene dos años y medio, y ha sido la protagonista involuntaria en una de las últimas entregas del programa.

La presentadora, en un acto de generosidad, se abrió en canal tras escuchar la desgarradora historia de una mujer que lleva buscando a su padre toda la vida. «Antes de levantar el muro te quiero preguntar si tú también quieres. Tienes que decidir también si quieres empezar a conocer a este señor”, se dirigió a ella tras presenciar un primer contacto bastante frío entre ambos.

«Te voy a contar algo muy íntimo porque sé que tienes esa carencia», intentó ayudar a su invitada a través de sus vivencias. La de Sanlúcar de Barrameda recordó cómo su hija le preguntó un día al salir de la escuela infantil si ella no tenía padre: «Mamá, ¿yo no tengo papá?, me preguntó ella.

Y le dije que no, que ella no tiene papá. Me dijo, ‘pero tengo mamá, tengo nana y padrinos’. Le dije que sí, esa es tu familia y se me abrazó y me dijo: ‘Ay, mi mamá'».

Con esta entrañable anécdota, la andaluza intentó echar una mano a su invitada, que acudía al programa dispuesta a recuperar la relación con su progenitor después de que desapareciera cuando tenía tan solo once años. «Tú has tenido una madre maravillosa y una familia maravillosa que te ha querido, así que no sientas que te falta nada en tu vida porque no te falta nada», le hizo saber Toñi.