Web
Analytics

Tenemos muy malas noticias sobre el preso más guapo del mundo

¿Os acordáis del “delincuente más sexy del mundo“? Se llama Jeremy Meeks, de Stockton, California, y después de que hace tres años fuera detenido por posesión de armas se convirtió en todo un fenómeno viral en las redes por un motivo muy sencillo: era todo un pibonazo.

Al final pasó lo que tenía que pasar, y muchos se llevaron las manos a la cabeza: después de un año en el correccional de Mendoza de seguridad media, Meeks, casado y padre de dos hijos, llegó incluso a ser contratado por algunas de las marcas más importantes del mundo de la moda, que querían aprovecharse de su físico y de su fama en las redes sociales.

Ahora el californiano ha sido detenido una vez más; esta vez en el aeropuerto de Heathrow —Londres, Reino Unido—, desde donde ha sido deportado a Estados Unidos. Según informa el Daily Mail, Jeremy había viajado a la capital británica para participar en un rodaje publicitario. En el viaje le acompañaban su esposa y su agente, Jim Gordon, que tuvieron que recluirse en un hotel de Londres.

La razón de la deportación exprés del modelo se ha debido a que no tenía la documentación en regla, algo que su representante, Jim Gordon, ha desmentido. Gordon ha asegurado a los medios que el modelo tiene todos sus papeles en regla, e incluso lleva encima la carta oficial de su libertad condicional. El representante ha añadido que Meeks no fue en realidad detenido:

“No fue arrestado, sino que lo deportaron fuera del país. No le dejan entrar. Él está muy molesto. Fue escoltado por la policía hasta el avión.”

 

Por su parte, el modelo ha publicado un vídeo, que ha corrido como la pólvora por las redes sociales, y en el que asegura que Londres no le quiere:

“Estoy harto de esta mierda. Londres no me quiere aquí después de haber cumplido mi condena. Es una locura.”

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Vía Elegí mal día.