Web
Analytics

Tensión en el tanatorio cuando Antonio David reapareció para dar el último adiós a Mila

“Me siento acompañada”.

Han pasado 24 horas desde que se conoció la noticia de la muerte de la colaboradora de Sálvame. Mila Ximénez falleció el miércoles 23 de junio y, en cuanto sus restos mortales se trasladaron al tanatorio de la M-30 de Madrid, el lugar fue un punto de encuentro de rostros conocidos.

Periodistas y tertulianos de la cadena en la que tuvo su mayor éxito profesional acudieron al velatorio la tarde del miércoles para arropar a la familia y darle su último adiós a la comunicadora. Entre ellos, estuvieron Joaquín Prat, Carlota Corredera, María Patiño, Kiko Hernández, Belén Rodríguez, Belén Esteban, Terelu Campos, su hermana Carmen Borrego y su madre, María Teresa Campos, mostrando sus respetos a su inolvidable amiga.

Fue un día lleno de tristeza y emociones que ha continuado a lo largo de la mañana del jueves, cuando las visitas al tanatorio han continuado. Alba Santana, la hija de la fallecida, llegó a media mañana. Quiso pronunciarse después de haber recibido tanto cariño, y dijo que quería que la recordarán con una sonrisa.

“Aunque a veces nos reñía, nos quería muchísimo”, dijo. Esa sonrisa de la comunicadora es algo en lo que han coincidido todos los que la han homenajeado. Pero Alba, además, quiso dejar claro que para ella “es un orgullo ser su hija”.

“Me siento acompañada”, declaró en referencia a las numerosas muestras de cariño que ha recibido, señalando de manera especial las de todas las personas anónimas que han sentido como suya la pérdida de la inolvidable colaboradora.

Antonio David se reencontró con sus antiguos compañeros en el tanatorio de la M-30.

Antonio David Flores se reencontró con sus compañeros de Sálvame durante el velatorio de Mila Ximénez, después de que el exmarido de Rocío Carrasco fuera despedido de Telecinco a raíz de la famosa docuserie. El excolaborador del programa fue recibido con aplausos a su llegada al tanatorio, y él agradeció el apoyo con un saludo.

Esto le hizo sentirse reforzado en un ambiente que, en realidad, fuer más bien hostil. Antonio David se dirigió a las cámaras para recordar con cariño a su compañera: “Mila ha sido una persona muy importante para mí”, aseguró. Antonio David y Mila Ximénez no solo compartieron trabajo en Sálvame, sino que coincidieron en la última edición de GH VIP.

En general, se le vio con el semblante triste, y es que le unía un fuerte vínculo a la carismática periodista. “Sabéis que son muchos años de relación con ella, la recuerdo mucho, la tengo muy presente, y mi recuerdo de ella van a ser sus carcajadas y sus sonrisas”, dijo a la prensa que se arremolinó alrededor suya. Al borde de las lágrimas, aseguró que se queda “con el último mensaje que nos escribimos”.

Antonio David no desveló cuál es el contenido de este último mensaje que le mandó Mila, pero parece que fue algo muy emotivo. La presentadora se despidió de sus compañeros, uno por uno, antes de que la sedasen.

La llegada de Antonio David no dejó indiferente a nadie, y así lo relató la propia Ángela Portero en La Razón. “Su reaparición en el Tanatorio de Madrid, donde se velaba a Mila Ximénez, fue tan inesperada como polémica. Los que estábamos en el interior de la sala 28 del Tanatorio madrileño escuchamos unos gritos y aplausos, sin saber qué ocurría en el exterior”, dijo.

“Un llanto desgarrador”.

Según la periodista, todos se quedaron impactados ante la congregación de prensa y espontáneos que acompañó la llegada del ex guardia civil, aunque el impacto fue mayor al verle entrar por la puerta. “Vi cómo entraba alguien, al que no identifiqué en un primer momento, por llevar mascarilla y entrar cabizbajo”, ha explicó Portero. “Era Antonio David Flores”.

Terelu Campos, también presente, y su hija Alejandra, aprovecharon para abandonar a toda prisa el lugar. “Al mismo tiempo que él entraba, desaparecían de la luctuosa escena Terelu Campos y su hija Ale Rubio, acompañadas de Chelo García Cortés”, comentó. Un acto que habla manifiesta el claro apoyo de las mujeres a Rocío Carrasco.

En un determinado momento, y según detalló la propia Ángela, el ex Guardia Civil rompió en un llanto desgarrador. “Estaba allí cuando oí un llanto desgarrador. Me giré y vi a Antonio David Flores, en un sofá que estaba detrás, llorando como un niño chico, consolado por Alba Santana. Sentí que sobraba y me fui para no interrumpirles en ese momento tan íntimo y doloroso”, dijo.

“Antonio David hablaba con Alba, seguramente, de esa última conversación a la que se refirió en el post con el que se despidió de ella en sus redes sociales”, narró la periodista.