Web
Analytics

Tensión entre Joaquín Prat y un manifestante de Barcelona por la “libertad de expresión”

Tras la polémica entrevista a la abogada de Pablo Hasél en la que aseguraba que su cliente “se negaba a trabar gratis” en prisión y su choque en directo con el inspector de la policía José María Benito a cuenta de los disturbios en la Ciudad Condal, hoy nos encontramos con una nuevo engachón con un manifestante por “la libertad de expresión” en ‘Cuatro al día’.

Isaac Alonso, de 31 años, es uno de los jóvenes que ha estado protestado en Barcelona contra la entrada de Pablo Hasél en prisión y ha asegurado que son diversas las causas de la tensión vivida en las calles, culpando al abandono que están sufriendo ciertos sectores de la sociedad.

“El problema que tenemos es que tenemos muchos problemas. Tenemos trabajos precarios, los alquileres están altísimos, ya veremos qué pensiones nos quedan cuando nos toque y la sanidad y la educación, que pueden ser públicas, pero no gratuitas. Por todo ello, como hemos visto que pacíficamente no hemos conseguido nada pues, si tenemos que montar una barricada para defendernos de la policía, la montamos”, comentaba.

Después de este contundente alegato, Joaquín Prat le ha preguntado si defiende entonces la violencia vivida en la calles en los últimos días y él ha respondido que, si es necesaria, sí: “Es que hay muchos tipos de violencia. Cada día vemos violencia institucional; tener 31 años y no tener trabajo, es violencia, no tener casa, es violencia y, lo que tenemos claro es que los derechos humanos no consiguen pacíficamente”, concluía.

Podemos condena por fin la violencia sin medias tintas

Ione Belarra, la secretaria de coordinación de Unidas Podemos, por fin se ha desmarcado claramente de los actos vandálicos vividos en las últimas noches dejando atrás las declaraciones poco afortunadas de Pablo Echenique: “Lo que está clarísimo es que hemos visto a miles de personas en las calles que se quejan de que la libertad de expresión en España está limitada. A nadie le gusta la violencia, ni tampoco que metan en la cárcel a un rapero por decir que “los borbones son ladrones”, concluía Belarra.