Web
Analytics

Terrible hallazgo de una madre en el huevo Kinder de su hija de 2 años

No es la primera vez que contamos una noticia como esta: recientemente relatábamos el caso de una persona que encontró en su huevo Kinder una de las sorpresas más inesperadas. Y eso que todos hemos escuchado esas advertencias que siempre pensamos que se trataban de leyendas urbanas, sobre calcomanías con LSD y cosas por el estilo. Pero pensábamos que eran, eso, leyendas urbanas.

huevo_kinder_n-672xXx80

Pero en aquella ocasión, ocurrió de verdad: según contó el portal Mashable, la sorpresa que encontró un niño de cinco años de Irlanda del Norte en el interior del huevo Kinder que le habían comprado sus padres es más digna de unos Jesse Pinkman o Walter White que de la popular marca de chocolates

Y es que dentro de la cápsula de plástico amarilla no se encontró un simpático juguete coleccionable, sino nada más y nada menos que una bolsa en cuyo interior se podían ver unos polvos blancos con aspecto cristalino. El propio niño, seguramente más decepcionado que asustado, avisó corriendo a su padre.

Se pusieron rápidamente en contacto con la policía, quienes analizaron la sustancia y determinaron que se trataba de, sí, metanfetamina, esa droga de diseño que se ha hecho tan popular a raíz de la serie de televisión Breaking Bad. “Este incidente supone una gran preocupación para todos nosotros“, es lo que ha dicho el inspector del caso, que también ha aclarado que están investigando los hechos para entender cómo diablos ha podido llegar hasta ahí.

La historia se ha vuelto a repetir: Vikki Maguire, una madre inglesa, no se podía imaginar lo que encontraría dentro del huevo Kinder que le había comprado a su pequeña hija de dos años. Pero en este caso no se trata de drogas: al abrir el chocolate, la madre pudo ver que en su interior había incrustada una aguja que, de habérsela metido en la boca, podría haber causado graves lesiones a la niña, si la hubiese mordido.

Vikki decidió compartir su historia en su perfil de Facebook para alertar a otros padres:

“Me siento absolutamente mal del estómago, estaba sentada abriendo el huevo favorito de Isabelle y hallé esta aguja en el interior. Lo aterrador de todo es que la dejé morder el exterior primero. Espero que sea sólo un error de la máquina y no de algunos psicópatas de niños. ¡Por favor, revisen sus huevos!”

La empresa responsable ha publicado un comunicado para tranquilizar a los consumidores:

“Hemos sido informados de un incidente aislado en el que un cliente informó de un objeto extraño encontrado en uno de sus productos. Queremos tranquilizar a nuestros clientes con que nos enorgullecemos de la calidad y seguridad de nuestros productos, y de tener estrictos procedimientos de control de calidad en nuestros lugares de operación.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.