Web
Analytics

“Tomar una cañita”. Un local madrileño utiliza este inquietante truco para atraer clientes

Las personas que residen en grandes ciudades como Madrid y Barcelona saben de lo complicado que es aparcar en el centro de estas urbes. Cuántas veces hemos dejado el coche en doble fila, o en una zona de carga y descarga, y cuando hemos vuelto –no han pasado ni cinco minutos– hemos visto una bonita multa decorando el parabrisas de nuestro vehículo. Una “dolorosa” que puede ir hasta los 300 euros. Casi nada.

Pero hay un hombre que ha aprovechado el susto (de tres pares de narices) que te llevas cuando ves lo que parece una multa en tu coche para hacer publicidad de su negocio. El restaurante TabernaMania pone su publicidad en el mismo formato que el Ayuntamiento de Madrid sus multas, pero con un mensaje muy diferente:

 

“Hecho denunciado: Estacionar cerca del bar y no acercarte por lo menos a tomar una cañita que tenemos unos precios muy buenos y que somos muuuuu majetes. Denuncia anulable viniendo a vernos”. 

En una entrevista que el propietario del restaurante ha concedido en exclusiva a El_Español ha reconocido que, aunque la gran mayoría se toman con muy buen humor su arriesgada publicidad, hay algunos otros que le han montado un numerito después de encontrarla en su coche:

“Alguna vez nos ha llegado gente muy indignada al bar diciendo que esto no se puede hacer, que si nos parece bonito y que ellos no tienen dinero para multas, pero en general los comentarios son muy positivos. La gente me felicita por la idea y, según me han dicho, han llegado a mencionaros en portales de diseño y publicidad, además de tuitearnos a los bestia”.