Web
Analytics

Tomás Gimeno estaba siendo multado en el mar mientras la madre denunciaba la desaparición de sus hijas

Se hallan en paradero desconocido desde el 27 de abril.

Claramente es el caso que mantiene en vilo a toda España en los últimos días. La desaparición de las pequeñas Anna y Olivia, de uno y seis años de edad respectivamente, junto a su padre, Tomás Gimeno, es un auténtico misterio sobre el que no dejan de llegar pistas a cada cual más inquietante.

El caso inquiera a todo el país desde el pasado 27 de abril, el día en que Tomás Gimeno y sus dos hijas, Anna y Olivia, desaparecieron. Tomás debía entregar a sus hijas a su exesposa, con la que compartía custodia.

Sin embargo, en vez de eso Gimeno llamó a su expareja para decirle que nunca más volvería a ver ni a las niñas ni a él mismo. Desde ese día, se desconoce cuál es el paradero del padre y de las dos menores. El caso está levantando una profunda preocupación en las islas Canarias y en toda España, pero por supuesto quienes más están sufriendo en los últimos días son las familias de las dos pequeñas.

“Cuando la madre denunció en la comandancia, en el puerto ya sabían que Tomás estaba en el agua”.

En El Programa de Ana Rosa están informando con puntualidad de cualquier nueva pista sobre el caso. Ahora, han tenido acceso a un detalle del momento de la desaparición de Tomás Gimeno, y cómo la Guardia Civil le multó durante su posible escapada.

La reportera explicó desde Candelaria que “Tomás fue multado por saltarse el toque de queda, a las once de la noche, el día de la desaparición”. Esto tiene una gran importancia informativa, como detalló a continuación: “Esa multa no se produjo en un control de tráfico como se dijo, fue en el mar”.

“Los agentes de la Guardia Civil de la patrulla que vigilan las 24 horas los alrededores del puerto lo vieron en su embarcación navegando y lo pararon porque no estaba permitido estar en el agua una vez pasadas las 23:00 horas”, matizó la periodista.

Sin embargo, la reportera explicó que los agentes “no registraron su barca porque no era lo habitual”. Lo curioso es que esta multa “coincidió entre medias con uno de los trayectos de la dársena hasta el agua y también coincide cuando Bea, la madre, hizo la alerta en una comandancia…”.

Es decir, mientras la madre de Anna y Olivia estaba alertando en la comandancia de la desaparición de sus hijas, en el puerto “ya sabían que Tomás estaba en el agua”. Por último, después de los ánimos recibidos, Beatriz afirmó estar “muy sorprendida y muy agradecida por este apoyo que está recibiendo, pero reconoce que cada día es más complicado para ella”.

Tomás Gimeno agredió a la actual pareja de su ex mujer en presencia de las niñas

También se ha sabido que Gimeno firmó un episodio de violencia el pasado agosto contra su ex mujer, Beatriz, y contra la nueva pareja de ésta en presencia de las niñas. Un detalle que tampoco ha pasado desapercibido para los investigadores.

Según publicó Gema Peñalosa, la madre de Anna y Olivia no denunció que Tomás apaleó a su novio y la arrastró a ella al defenderle porque le consideraba un “buen padre”.

La agresión se habría producido en el aparcamiento de un restaurante en presencia de las niñas, y ambos rehusaron oficializar la denuncia. Se trata de un aspecto hasta ahora desconocido sobre Gimeno y su relación con Beatriz y su actual pareja.