Web
Analytics

Tras conocer primeros datos de la autopsia de Pablo Sierra: esta fue la causa más segura de la muerte del joven

La Policía Nacional ha recuperado del río Guadiana el cuerpo sin vida de Pablo Sierra, el joven desaparecido en Badajoz, según informan fuentes cercanas al caso. Pablo, estudiante alojado en la residencia universitaria Rucab, había sido visto por última vez en la calle Zurbarán de la capital pacense el jueves 2 de diciembre.

En las últimos días había tomado fuerza la hipótesis de que el estudiante cayó al río Guadiana y fue arrastrado por la corriente. El rastreo se había centrado en el punto en el que fue encontrado el teléfono móvil manchado de sangre del joven de 21 años.

“Un perro de la unidad canina ha marcado la zona”.

La investigación de Pablo Sierra en el río Guadiana pasa ahora por un momento clave. La Policía Nacional confirmó a los medios que han encontrado un cuerpo en el agua y están analizando la identificación del cadáver.

La reportera de El Programa de Ana Rosa, presente en el lugar dónde se encontró el móvil ensangrentado del desaparecido, detalló: “Ha sido a las 10:10 horas de la mañana, había mucho movimiento. Era el cuarto día consecutivo…”.

“Dos lanchas recorrían el río Guadiana, en una de ellas había tres buzos GEO y un perro de la unidad canina, que ha sido quien ha marcado la zona”, declaró la periodista. A partir de ahí, empezó el rescate: “Los GEO se han tirado al agua y han rescatado el cuerpo, que han llevado a la orilla del río”.

La zona donde se ha encontrado el cadáver era justo “en mitad del río, donde había una rama, los buzos se han echado al agua y han rescatado el cuerpo”. La periodista dio más información: “Han desplegado una sábana térmica y una camilla, lo trasladan hasta detrás de los furgones de la policía”.

La reportera explicó que “la policía nos confirma que acaban de encontrar un cuerpo en el río Guadiana” y además dice: “Todo apunta a que podría ser el cuerpo de Pablo Sierra, pero hay que tener mucho cuidado”.

El cuerpo estaba a cinco metros del lugar en el que se encontró su móvil

El punto exacto donde el cuerpo estaba enganchado en el fondo es a cinco metros de la orilla y a la misma altura del Pico donde fue hallado el teléfono móvil de Pablo Sierra manchado de sangre, lo cual incrementa el misterio sobre que pudo pasar.

En la zona hay un amplío despliegue de la Policía Nacional, que ha acordonado la zona donde ha sido recuperando el cuerpo y están analizando el aérea. De hecho, han tomado muestras del agua del Guadiana.

La explicación más posible de lo que pudo suceder a Pablo es que “el chaval ha sufrido un accidente”. “Se dirigía hacia [la residencia] Rucab y se ha equivocado de dirección y ha llegado al Río”, ha asegurado el inspector jefe de la Policía Nacional Chema Gordillo, a cargo de la investigación.

“La zona donde se ha encontrado es la zona donde estábamos trabajando”, ha añadido Ramón Mejía, subinspector del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, quien también ha aclarado que un perro ha sido clave para localizar el cuerpo.

La hipótesis principal es la del accidente, pero, ¿pudo Pablo sufrir una agresión? ¿Por qué su móvil presentaba restos de sangre? ¿Tiene algo que ver la supuesta pelea que tuvo a la salida del local? ¿Por qué estaba tan lejos de donde fue visto por última vez y en dirección contraria al lugar al que se dirigía? La investigación aún no ha terminado.

La autopsia apunta hacia la muerte accidental del estudiante de Matemáticas

El mismo día que encontraron su cadáver, en el Instituto de Medicina Legal de Badajoz, le hicieron la autopsia. Como el caso se encuentra bajo secreto de sumario, no ha trascendido si el cuerpo de Pablo Sierra presentaba signos de violencia o si murió ahogado en el río. Así y todo, según los resultados que se van filtrando de la autopsia, cayó al río de manera accidental, que era la hipótesis de los policías, explica el diario Hoy en una información que deja claro que los investigadores creen que el caso estaría resuelto.