Web
Analytics

Última hora: abandona ‘Supervivientes’ por problemas judiciales

El reality de aventuras de Telecinco sigue imparable: una semana después de haber anotado su máximo de temporada con un formidable 32,5%, el programa presentado por Jorge Javier Vázquez ha conseguido un increíble 29,5%. A pesar de bajar -3 puntos, el espacio de Mediaset consiguió retener a más de tres millones de espectadores.

El programa está atrapando la atención de los espectadores, y no es para menos con todos los giros de argumento que estamos viviendo.

Sin ir más lejos, Sálvame ha destapado este viernes 13 de abril que María Jesús Ruiz abandona Supervivientes 2018; tal y como han desvelado en el programa de las tardes de Telecinco, la concursante debe volver a España de forma inmediata puesto que tendría que personarse en una causa judicial.

Según el Diario de Jaén, la que fuera Miss España en 2004 tiene una cita con la Justicia el próximo lunes 16 de abril. En concreto, debe comparecer como testigo en el juicio por la denuncia que interpuso por unos, supuestos, malos tratos contra su expareja, José María Gil Silgado.

En todo momento, el abogado de la de Jerez ha intentado que su representara pudiera saltarse la cita debido a su estancia en el concurso. En concreto, para ello, ha presentado una solicitud en la que se indica que “no puede acudir al juicio por motivos laborales y se aporta el contrato que firmó con la productora que realiza el reality”.

Sin embargo, el Juzgado ha denegado la petición e insta a que Ruiz se presente en los juzgados.

El medio citado anteriormente también publica que en caso de que la concursante opte por permanecer en el concurso deberá acatar una multa que oscilaría entre los 200 y 5.000 euros. Además, en caso de que volviera a no presentarse “se le podrían abrir diligencias penales por un delito de desobediencia”.

María Jesús Ruiz interpuso una denuncia contra el padre su hija mayor por un supuesto episodio de violencia de género. “La Fiscalía reclama una condena de 22 meses de cárcel para el empresario José María Gil Salgado por delitos de amenazas y coacciones”, recoge la publicación señalada.

En concreto, el denunciado habría enviado varias cartas amenazantes a la modelo en la que le exigía que llevara a la hija que ambos tienen en común a prisión para que lo visitara. Tal y como se explica, habría amenazado con contar a los medios de comunicación “aspectos de la vida privada de ella, relativos a la forma en la que ambos se conocieron”, si no accedía a su petición.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.