Web
Analytics

Última hora: indignación al conocerse por fin la sentencia de “La Manada”

Ya hay sentencia para los cinco miembros de “La Manada”: han sido condenados por delito continuado de abusos sexuales a 9 años de prisión.

El caso ha roto la unanimidad, y la sentencia se emite en discrepancia con el criterio del magistrado Ricardo González, que defiende que los acusados deben ser absueltos por la presunta violación grupal a una joven de Madrid de 18 años durante los Sanfermines de 2016.

González solo apoya una condena por hurto por el robo del móvil a la víctima después de su huida del portal número 5 de la calle Paulino Caballero, que reconoció durante la vista oral uno de ellos, informan a El Confidencial fuentes jurídicas.

Los tres jueces se habían encerrado durante cinco meses para abordar la delicada resolución, y el interrogante principal que debían abordar era si los hechos encajan en un delito continuado de agresión sexual, agresión sexual con agravantes o abuso sexual.

La existencia o no de intimidación a la joven y el consentimiento que, según los acusados, dio la víctima han centrado los debates. Incógnita que ha persistido hasta la lectura del fallo en vista pública, en la que no han estado presentes los imputados, que permanecen en la prisión militar de Alcalá de Henares —Cabezuelo y A.M.G.— y en la cárcel de Pamplona —Prenda, Escudero y Boza—.

La Fiscalía solicitaba para cada uno de los cinco acusados un total de 22 años y 10 meses de prisión: 18 años por un delito continuado de agresión sexual, dos años y 10 meses por un delito contra la intimidad y otros dos por robo con intimidación.

Además, pedía 10 años de libertad vigilada a ejecutar con posterioridad a la pena privativa de libertad y una indemnización de 100.000 euros para la afectada por los daños morales ocasionados.

La acusación particular, por su parte, reclamaba 24 años y nueve meses de prisión. La mayor petición de condena, de 25 años y nueve meses, correspondía al Gobierno de Navarra, que ha actuado como acción popular junto al Ayuntamiento de Pamplona, y que solicitaba 25 años y cinco meses.

La principal prueba contra los integrantes de La Manada han sido los 96 segundos de los siete vídeos que grabaron los acusados con sus teléfonos móviles mientras tenían lugar los supuestos abusos en el interior del portal número 5 de la calle Paulino Caballero.

Uno de los abogados de la joven, Carlos Bacaicoa, aseguró durante el juicio que el contenido era “repugnante”, mientras que los policías forales que realizaron un informe de los vídeos aseguraron que las imágenes evidenciaban “humillaciones y vejaciones” hacia la víctima.