Web
Analytics

Última hora: una concursante de ‘Supervivientes’ es evacuada por la noche de urgencia

Jorge Javier Vázquez regresó a Telecinco para dar el pistoletazo de salida a la séptima gala de Supervivientes 2018. Una velada repleta de tensión en la que íbamos a conocer al primer expulsado directo de la edición.

Hugo, Melisa, Francisco e Isabel eran los cuatro supervivientes que se enfrentaban al veredicto de los espectadores para conocer quién de ellos regresaba a España.

Como siempre, los participantes además se enfrentaban a una nueva prueba de localización, recordando momentos de tensión generados durante la semana y viéndose las caras en una nueva ronda de nominaciones.

Pero el día ha estado marcado por una noticia inesperada: la evacuación de Raquel Mosquera por motivos de salud.

Una fuerte indisposición ha apartado temporalmente a Raquel Mosquera del reality, y la concursante, que ya sufrió una bajada de tensión el pasado martes durante la emisión de Tierra de Nadie, tuvo que ser evacuada de Cayo Paloma tras sufrir una indisposición.

Raquel incluso llegó a vomitar durante su bajada de tensión, y recibió la visita de los médicos del programa en la isla:

“La verdad es que me encuentro bastante mal, muy floja y sin fuerzas. Con mucho dolor en la cabeza, mucha presión.”

La concursante se aquejó de mareos y vértigos que le estaban incapacitando, además de reseñar que llevaba 14 días sin pasar por el baño.

Jorge Javier Vázquez aprovechó durante la gala para leer un comunicado oficial por parte del gabinete médico del programa. En él, relatan que Raquel hizo un sobre esfuerzo durante una de las pruebas, motivo por el cual tuvo que ser atendida por los médicos del reality.

No obstante, la concursante se reincorporó más tarde con dos importantes indicaciones, beber mucha agua y no esforzarse en exceso.

A pesar de estos consejos de los médicos, Raquel se dejó llevar y ahora los médicos le deberán hacer una serie de pruebas y tomarán una decisión en los próximos días.

La concursante aprovechó para intervenir en la gala y tranquilizar a su familia:

“Gracias a Dios estoy bastante mejor. Tenéis un gran equipo aquí que me ha atendido y me ha cuidado. Y ahora estoy como una rosa.”

Sin embargo, continuará en observación unos días hasta que los médicos tomen una decisión sobre su continuidad en el programa.