Web
Analytics

Un anciano de 85 años hospitalizado con COVID cede su cama a un joven para que sobreviva

“Yo ya he vivido mi vida”, dijo antes de ser enviado a casa.

La COVID-19 ha acabado ya con 78.792 personas en España, y ha dejado un total de 3.567.408 contagios en todo el país. A nivel global, hay países donde en estos momentos está azotando con más fuerza que nunca. Es, por ejemplo, el caso de India: con más 300.000 casos y 3.000 muertes al día ahora mismo, acumula más de 218.000 fallecidos en total.

Un anciano de 85 años, enfermo de covid-19, se ha convertido en protagonista de un acto heroico al ceder su cama en el hospital para salvar la vida a un paciente más joven. “Salvar la vida de un joven es más importante. Sus hijos son pequeños… por favor, denle mi cama”, rogó.

El individuo lidiaba con la enfermedad, cuando su estado empeoró y tuvo que ser trasladado al centro de salud. Pero para sorpresa de su hija, estaba de vuelta unas horas después. “Yo he vivido mi vida”, dijo a las autoridades del hospital antes de ser enviado a su casa y morir junto a los suyos.

Según relató Narayan Dabhalka, que así se llama este héroe sin capa, mientras estaba ingresado le dijeron que ya no podían hacer mucho más por él. Al poco tiempo escuchó cómo una señora rogaba para que le dieran una cama a su marido que también se encontraba en mal estado de salud a causa del coronavirus.

Entonces Dabhalka pensó que sería mejor pasar sus últimos momentos con su familia, que sobrevivir un par de días más en soledad y ocupando la cama de una persona que podría llegar a vivir. En un principio las autoridades del hospital se negaron, pero finalmente cedieron, previa firma del consentimiento por parte Dabhalka.

Horas más tarde, el hombre falleció en su casa. La terrible decisión se ha dado en medio del colapso del sistema de salud de la India, debido a diversos factores. Después de superar la primera ola de casos, muchas personas se relajaron.

Después, hace un mes tuvo lugar una gran celebración religiosa en la que no se respetó la distancia social y la gran mayoría no utilizó mascarilla. Además, hace algunos días se celebraron elecciones lo que generó una gran movilización de personas.

Finalmente, llegó una variante de covid más agresiva y el 1 de mayo las cifras señalaron que el gigante asiático estaba siendo el país que más contagios y muertos sumaba en un solo día: registraron 401.000 nuevos casos y 3.500 muertos.