Web
Analytics

Un colegio religioso expedienta a un informático que halló pornografía infantil en el PC de un cura

La Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia ha abierto un expediente al informático que denunció ante los Mossos d’Esquadra que había encontrado en el ordenador de un párroco de Barcelona pornografía infantil, el cual fue detenido en marzo pasado y que ha sido apartado cautelarmente de sus funciones.

Esta congregación ha abierto un expediente informativo al técnico informático por considerar que ha atentado contra la intimidad, privacidad y la imagen del religioso “de manera injusta e injustificada”, por lo que no descarta incluso querellarse en su contra por un delito de revelación de secretos, según ha indicado El Periódico de Cataluña y han confirmado a Efe fuentes próximas al caso.

A raíz de este expediente, el colegio Jesús, Maria i Josep de la Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia, sito en el barrio de Sant Andreu de Barcelona, y de cuya parroquia era rector el detenido, ha impuesto tele-trabajo al informático, que tiene contrato fijo en el centro y que ahora está de baja por ansiedad.

En el expediente abierto al técnico informático, que descubrió que el párroco guardaba pornografía infantil cuando reparaba su ordenador personal, la congregación considera que es la escuela es la que debe decidir las medidas a tomar para evitar que este trabajador “perjudique” a los miembros de la comunidad educativa o “vuelva a cometer” hechos que podrían ser constitutivos de infracción y de delito. Mientras que el técnico consideró, por su parte, que las imágenes que localizó en el ordenador del párroco podrían constituir algún tipo de delito, motivo por el que decidió entregarlo a los Mossos.

En el ordenador del párroco, se localizaron 39 gigas con vídeos con contenido pedófilo descargado de internet, por lo que detuvieron al religioso de 62 años como presunto autor de un delito de posesión de pornografía infantil, aunque el arresto quedó ese mismo día sin efecto, a la espera de que sea citado en sede judicial una vez avance la investigación policial.