Web
Analytics

Un hombre es detenido por masturbarse en público y eyacular sobre un agente de policía.

Dicen que la primavera la sangre altera. Pues eso le debió suceder el pasado día 20 de marzo, día oficial del comienzo de la primavera 2017, a un vecino de nacionalidad peruana que se encontraba en las inmediaciones de un local de copas del distrito centro en Madrid.

Rondaban las 6:00 horas cuando un grupo de jóvenes hicieron una llamada telefónica a la policía para informar que un individuo se estaba masturbando el plena vía pública. Cuando los agentes acudieron a la llamada se encontraron una escena que difícilmente podrán olvidar, especialmente uno de ellos. El citado exhibicionista estaba de pie tranquilamente apoyado sobre una pared, sujetando con su mano derecha su teléfono móvil mientras con la mano izquierda acariciaba su órgano sexual.

Cuando los agentes se acercaron para pedirle que cesara su actitud sucedió que el hombre comenzó a acelerar los movimientos de su zurda, a la vez que se dirigió a los agentes con voz melosa y mirada lasciva diciendo “Oh sí mi amor. Oh sí mi amor. Muy malo, gallego”.

Según el atestado policial, cuando uno de los agentes se aproximó todavía más, el hombre eyaculó sobre la mano del policía, “Un líquido de color blanquecino sale de su órgano genital en la dirección del policía antes mencionado, cayendo al suelo y sobre la mano izquierda de este hombre” según dice el citado informe policial.

A pesar de que los agentes le insistieron al hombre que guardase su pene, el protagonista de esta singular historia continuó  sin atender las indicaciones de los agentes, dirigiéndose hacia el que recibió su semen diciéndole: “No mi amor, primero mírame mi amor”, mientras con su mano izquierda trataba de tocar el rostro del agente.

De pronto el hombre salió huyendo y tropezó, cayendo al suelo. En ese momento fue arrestado por los agentes, no sin antes forcejear con piernas y brazos desde el pavimeto. Según cita el atestado policial, ya en el calabozo el individuo se dirigió a un agente diciéndole : “Muchas gracias mi amor, me salvasteis la vida. Perdón por hacerme caca, es de la emoción”.

Pues lo dicho, dicen que la primavera la sangre altera, y en ocasiones parece que algo más.