Web
Analytics

Un hombre se llevó a esta chica a su casa tras operarla… un año después, sus padres no pueden creerlo

Hay gente que puede tener un impacto increíble en tu vida… y si no que se lo pregunten a la pequeña Zubaida Hasan. Ella vivía con su familia en una pequeña y remota aldea en Afganistán, pero cuando tenía 9 años, en el año 2001, un accidente le cambió su vida para siempre. Las llamas de un incendio quemaron terriblemente gran parte de su cara, pecho y otras partes del cuerpo. Las heridas fueron tan graves que, literalmente su cara se derritió hacia su pecho.

Sus padres la llevaron de hospital en hospital local, pero todos los médicos les decían que no podían hacer gran cosa por ella. Sin embargo, un año después del accidente su padre decidió intentar algo desesperado… y llevó a Zubaida a una base militar de Estados Unidos, que había invadido aquel país tras los atentados a las Torres Gemelas.

7b426767cc6be6bd8974c48380da13f9

Los soldados se conmovieron al instante por el dolor de una niña para la que comer y dormir eran auténticos suplicios. Su boca estaba muy maltrecha y sus párpados apenas se podían cerrar. Desde la base militar se pusieron en contacto con un cirujano plástico de Los Ángeles llamado Peter Grossman, cuya especialidad eran las personas quemadas, y que se dio cuenta inmediatamente de la gravedad y seriedad del caso de Zubaida.

Grossman Burn Center/YouTube

Zubaida viajó con su padre a Estados Unidos para reunirse con Grossman y su equipo. El doctor inmediatamente supo que estaba obligado a ayudar a la pobre niña, aunque estimó que era un tratamiento que iba a durar por lo menos tres años ya que la chica iba a necesitar muchas operaciones.

fb39fe2e1ba29891fac489989dc2d5e4 2

Utilizaron piel de diferentes partes del cuerpo de Zubaida para reconstruir su rostro y las otras partes del cuerpo afectadas, ya que de esta manera evitaban que el cuerpo rechazara los injertos de piel.

4c790aaf62a8962df8565d1215087ee8

El equipo de cirugía demostró su gran talento después de la primera operación… y así, poco a poco la cara de Zubaida comenzaba a tomar forma.

Grossman BurnCenter/YouTube

¡Su cambio a lo largo de las distintas operaciones es radical!

7dd6590b7ec9a06ce6ebe316e5182c2c 2

A lo largo de todas estas operaciones, Grossman empezó a sentirse muy unido con Zubaida. Y de esta manera, cuando su padre tuvo que regresar a Afganistán, Grossman y su esposa decidieron hacerse cargo de la niña para que pudiera completar todo el tratamiento. Como los Grossman no tenían hijos, la presencia de esta niña afgana trajo energías renovadas a sus vidas.

Grossman BurnCenter/YouTube

Zubaida le robó el corazón a todas las personas que la rodeaban. A ella le encantaba bailar y mostrar una actitud siempre positiva antes y después de cada operación.

La chica comenzó a ir a la escuela en California, como si fuera una chica americana más, e hizo un grupo de nuevas amigas. Incluso comenzó a llamar a los Grossman “papi” y “mami.

Grossman BurnCenter/YouTube

Había pasado solamente un año, en vez de los tres que había estimado inicialmente el cirujano plástico, y llegó el momento de que la niña volviera a su hogar ya que el tratamiento estaba prácticamente terminado.

Grossman BurnCenter/YouTube

Zubaida se despidió de sus amigas y de sus padres temporales, y volvió a su país de origen para reunirse con su familia. Estos no podían creer lo que veían y las lágrimas de emoción no tardaron en llegar

Grossman BurnCenter/YouTube

Grossman se había despedido con mucha pena de su hija adoptiva, aunque le quedaron fuerzas para bromear: “Si me entero que te casaste a los trece años, vendré a golpearte el trasero“. Zubaida y su familia se despidieron de su ángel de la guarda norteamericano.

En este video se resume la increíble historia de Zubaida, con motivo de su visita al programa de televisión de Oprah Winfrey:


¿Qué os parece su historia? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.