Web
Analytics

Un británico sale a tomar unas cañas por Essex y se despierta en Barcelona

borracho-en-avion

Todos tenemos alguna historia donde despertamos en un sitio desconocido sin saber cómo habíamos llegado hasta allí. Pero todas tus historias son simples juegos de niños comparadas con la del británico Alexander Caviel. 

Caviel, asesor financiero de 21 años, salió esa noche “a tomar una y pa’ casa” pero la noche se complicó. Antes de volver, Alexander hizo una parada en el aeropuerto de Stansted y reservó un pasaje para Barcelona con su teléfono móvil. 

Británico-en-Barcelona

Según el propio joven “No fui consciente de lo que había hecho hasta que el avión no aterrizó en Barcelona.” Y ya que estaba aquí, decidió quedarse cuatro días conociendo a fondo la ciudad condal.

Y lo mejor de todo, Caviel reconoce que no es un bebedor habitual (menos mal) y que durante su excursión española se sintió “muy solo” y que por eso compartió su experiencia en Snapchat. 

Británico-acaba-en-Barcelona

Pero hasta el mejor paseo por la playa llega a las rocas, y Alexander terminó su aventura española reservando un vuelo en Ryanair el siguiente martes. 

Sus padres no salían de su asombro: “No supimos nada de él hasta el sábado por la mañana. Nos llamó y nos dijo que estaba en Barcelona y que no tenía ni idea de cómo había acabado allí”.