Web
Analytics

Un negacionista asesina al trabajador de una gasolinera tras pedirle que se pusiera la mascarilla porque “las normas sanitarias me estresan”

Conmoción por el asesinato del empleado de una gasolinera. El suceso se produjo cuando éste pidió a un cliente que se pusiera la mascarilla en el recinto.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado, aunque la noticia se ha conocido durante el día de hoy. La víctima pidió a un varón de 49 años que se pusiera la mascarilla, como marcan las normas sanitarias, para entrar a la gasolinera, sin embargo se negó y se puso en actitud violenta.

El homicida, tras un primer rifirafe verbal con el empleado, se marchó indignado al su coche, pero regresó de nuevo al establecimiento poco después sin mascarilla. Cuando se le volvió a recordar que su uso era obligatorio sacó un revolver y le disparó a la cabeza “La víctima cayó al suelo y murió en el acto”, ha detallado a la prensa el fiscal Kai Fuhrmann, de la ciudad de Idar-Oberstein en Alemania. El agresor ya se ha entregado a la policía y se ha explicado confesando que “las normas sanitarias le dan estrés”.

El asesinato se produce una semana antes de unas elecciones federales en Alemania en las que la extrema derecha AfD está tratando que aglutinar el voto de los negacionistas, antivacunas y antirestricciones, de momento las encuestas les dan el 11% de los votos.

Los políticos moderados ya están respondiendo a los llamados ‘Querdenker’ (pensadores laterales) que niegan el coronavirus que mostraban simpatía hacia el asesino.”El odio y la incitación que provienen de estas personas a las que no se les puede enseñar divide a nuestra comunidad y mata a la gente. No tienen lugar en nuestra sociedad”, publicaba en su cuenta de Twitter el ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas.